ORIENTE MEDIO

Cientos de personas despiden a la esposa del presidente de Israel en Jerusalén

Nechama Rivlin, esposa del presidente de Israel, Reuven Rivlin, fue enterrada en el cementerio del Monte Herzl, en Jerusalén, donde reposan los restos de los líderes de la nación.

El sepelio se produjo después de que cientos de ciudadanos pasaran por la capilla ardiente de Rivlin, en la plaza del Teatro de Jerusalén.

Durante el funeral, el presidente de Israel expresó su agradecimiento a las personas que acudieron al teatro para despedir a su esposa: «No lo merezco, ella lo mereció». Rivlin agradeció el trato del público «a una mujer tan maravillosa».

El presidente leyó la oración del Kadish junto al ataúd de su esposa, que fue enterrada el día de su 74 cumpleaños. Rivlin la felicitó durante su intervención en el funeral.

«Hace varias semanas, en el hospital, cuando aún podías hablar y comenzabas a preocuparte, pediste que te llevara a casa. Hoy, Nechama, estás en casa», afirmó Rivlin, acompañado por sus hijos.

Diversos políticos también presentaron sus respetos a Rivlin, incluida una delegación de alcaldes y figuras políticas árabes encabezada por los diputados Ayman Odeh y Ahmad Tibi.
Cientos de personas se congregaron en el Monte Herzl, ya que el funeral fue abierto por decisión del presidente.

Nechama Rivlin murió el 4 de junio a la edad de 73 años a causa de una enfermedad pulmonar. Un trasplante de pulmón en marzo no logró mejorar su estado y falleció en el Hospital Beilinson en Petah Tikva, un día antes de cumplir 74 años.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tuiteó su pésame el 5 de junio: «Melania y yo enviamos nuestras más profundas condolencias al presidente Reuven Rivlin y a todo el Estado de Israel tras el fallecimiento de la señora Nechama Rivlin. La señora Rivlin representó a su amado país con elegancia y talla. La extrañaré junto a todos aquellos que la conocieron».

Trump y Melania compartieron con los Rivlin parte de la visita oficial que realizaron hace un año a Israel y Palestina. Durante la misma, se vio a Melania cogida de la mano de Nechama Rivlin, que entonces llevaba siempre respiración asistida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *