ORIENTE MEDIO

La reunión sobre el pacto nuclear iraní puede celebrarse en la segunda quincena de junio

La reunión de la comisión conjunta sobre el programa nuclear iraní puede celebrarse en la segunda quincena de junio, declaró a Sputnik el viceministro de Exteriores ruso Serguéi Riabkov.

«Creo que la reunión tendría lugar en junio, en la segunda mitad», dijo el diplomático.

Uno de los problemas más importantes es «encontrar las vías para que Irán tenga la oportunidad de continuar exportando su petróleo y tener ingresos por estos suministros para las necesidades del país», señaló.
«Si los países que siguen siendo partes del acuerdo son capaces de desarrollar un modelo eficaz para compensar a Irán las pérdidas que sufre por las sanciones de EEUU, al menos una compensación parcial, que haga mantener un nivel aceptable de exportación de petróleo, entonces creo que las posibilidades de preservar el acuerdo aumentarán», afirmó el viceministro.

Según el diplomático, Irán está decidido a seguir reduciendo aún más sus compromisos en virtud del pacto nuclear, si no ve mejoras de la situación.

«Sería importante ahora parar en el punto donde pueda comenzar la retirada del país del Tratado de No Proliferación, porque sería un acontecimiento verdaderamente peligroso y encaminaría toda la situación hacia una confrontación abierta», subrayó.

Además, el vicecanciller ruso declaró que EEUU y los países del golfo Pérsico realizan una política irresponsable con respecto a Irán.

Según Riabkov, actualmente EEUU y una serie de países del golfo Pérsico están intensificando su presión militar sobre Irán e incluso provocan un conflicto abierto.

«Es una política completamente irresponsable que solo exacerba todos los problemas», dijo.
En 2015, Rusia, EEUU, el Reino Unido, China, Francia, Alemania y la Unión Europea firmaron el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), que estableció limitaciones al programa nuclear iraní para excluir su posible dimensión militar, a cambio del levantamiento de sanciones internacionales.

En mayo de 2018, EEUU anunció su retirada del acuerdo, acusando a Teherán de continuar en secreto su programa nuclear, pese a que 12 informes consecutivos del Organismo Internacional de Energía Atómica afirmaron lo contrario, y restableció desde entonces varias paquetes de sanciones contra Irán, incluyendo medidas punitivas contra empresas y entidades financieras de terceros países que hagan negocios con la república islámica.

Al año siguiente, Teherán anunció la decisión de abandonar una parte de los compromisos asumidos en el marco del PAIC.

Irán advirtió que las medidas entrarán en vigor dentro de 60 días si no hay avances por parte de los países europeos signatarios del pacto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *