ARGENTINA

Obra pública low cost: por órdenes del FMI, una ruta que Dietrich prometió convertir en autopista sólo tendrá pavimento

Por el recorte a la obra pública que exigió el Fondo para poder cumplir con el «déficit cero» a cambio del permiso para la venta del dólar electoral, el Gobierno canceló su promesa de convertir la ruta nacional 11 en una autopista para conectar Rosario con Paraguay y ahora sólo se harán unos kilómetros de «ruta segura» y reparaciones.

Apple Stores, locales de las marcas más famosas y top del planeta en la 9 de Julio y obras faraónicas de todo tipo a lo largo y ancho del país. Con esas aspiraciones y promesas empezó su gestión Cambiemos en diciembre de 2015, pero hoy la realidad muestra el kilo de pan a $ 100, despidos y no sólo líneas aéreas sino hasta obra pública low cost. Sí. Es que por las órdenes de ajuste del FMI, una ruta que Mauricio Macri y Guillermo Dietrich prometieron convertir en autopista sólo tendrá unos kilómetros de pavimento.

Por el recorte a la obra pública que exigió el Fondo para poder cumplir con el «déficit cero» a cambio del permiso para la venta de reservas que permita al Gobierno frenar al dólar de cara a las elecciones, el Presidente y su ministro de Transporte devaluaron la conversión de la estratégica ruta nacional 11 en autopista para conectar los puertos de Rosario con Paraguay y ahora la obra será sólo en forma de «ruta segura», es decir repavimentación.

Macri vendía el proyecto hace dos años como «obras en la Ruta Nacional 11 entre Formosa y Tatané» que «van a mejorar el comercio internacional con Paraguay, ayudarán a la economía de la región y harán que los viajes por la zona sean mucho más seguros». Sin embargo, las urgencias fiscales lo mantuvieron cajoneado desde principios del 2018 y ahora Dietrich lo reflota en forma de pavimiento.

Según informó el portal LPO, en lugar de construir un nuevo carril por mano y unir los puertos de Rosario con Paraguay, Macri y Dietrich van a pavimentar la ruta para solucionar su problema de bacheo, arreglarán unos puentes, se reacondicionarán banquinas, se colocarán nuevas defensas metálicas y nueva señalización y se pondrá a punto el sistema hidráulico.

Todas cuestiones complementarias y que acompañaban el proyecto autopista, pero sin lo central, que era el ensache de todo el trazado y su extensión hasta el país vecino.

Según dijeron desde Vialidad Nacional, los trabajos ya comenzaron y estarían terminados dentro de 18 meses. La obra requerirá una inversión de unos $1.000 millones y beneficiará a los más de 16.000 vehículos que la utilizan todos los días.

El proyecto contempla el tramo de 660 kilómetros entre la localidad de Timbúes, en las afueras de Rosario, hasta Resistencia, capital de la provincia de Chaco. Es decir que no habrá extensión.

«La reparación de la ruta 11 es una obra sumamente esperada por los santafecinos que hoy comienza a avanzar. Nuestro objetivo es mantener en óptimas condiciones este importante corredor productivo del país. Estas obras salvarán muchas vidas y crearán oportunidades de crecimiento y desarrollo para miles de argentinos», destacó Patricia Gutiérrez, administradora general de Vialidad Nacional.

A su vez, el comienzo de los trabajos coincide con las elecciones santafecinas, donde desde la Casa Rosada se intentará darle un impulso al candidato radical José Manuel Corral, que viene muy relegado según lo que marcan las encuestas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *