AMÉRICA Y CARIBE

Atacante de Bolsonaro, sin condena

Un juez brasileño absolvió por problemas mentales que le impiden discernir sus actos al hombre que había apuñalado presidente Jair Bolsonaro cuando era candidato a ese cargo y ordenó su hospitalización sin plazos en un asilo judicial.
Adélio Bispo de Oliveira permanece bajo custodia policial desde el 6 de septiembre, cuando fue acusado de apuñalar a Bolsonaro durante un mitin en Juiz de Fora, una ciudad a 186 kilómetros al norte de Río de Janeiro. El arma blanca con que perpetró el ataque lesionó el intestino poniendo en peligro la vida del actual presidente brasileño. El atacante fue atacado a su vez por partidarios de Bolsonaro. La policía dijo que había confesado y el candidato continuó su campaña hacia la victoria, no sin contratiempos médicos.
El juez Bruno Savino ordenó ahora la hospitalización de Oliveira «por un período indefinido, hasta que los médicos prueben que ya no es peligroso», según se informó en una nota publicada por el Tribunal Federal de Minas Gerais. La sentencia de absolución ya había sido anunciada el 27 de mayo. Bolsonaro dijo que apelaría. «Ahora, si Adélio quisiera revelar quién le pagó para matarme, sus declaraciones no tendrían valor legal porque está loco», dijo el presidente al periódico O Globo. «Trataron de asesinarme. Creo que sé quién lo hizo, pero no puedo decirlo porque no quiero perjudicar a nadie», afirmó Bolsonaro.
Durante el juicio se dijo que su hospitalización servirá para minimizar el riesgo de fuga y otro ataque.
Es que durante las entrevistas con los expertos, Oliveira habría expresado la intención de atacar también al ex presidente Michel Temer. En el momento del ataque, Bolsonaro estaba sobre los hombros de uno de sus partidarios y observaba a la multitud con el pulgar levantado, en señal de victoria electoral asegurada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *