EUROPA

Cae el PBI y hay menos población

La economía italiana no ha salido de una recesión y corre riesgo de entrar en otra, según datos oficiales, en un país en el que cae el Producto Interno Bruto (PIB) y también el número de habitantes.
Según indicó indicó el informe anual del Instituto de Estadística Italiano (Istat), en el primer trimestre de 2019, el PIB cerró con un +0,1%.
El presidente del Instituto, Gian Carlo Blangiardo, presentó las conclusiones del reporte anual y aseguró que es necesario preguntarse «si somos (y seguiremos siendo) personas que miran futuro o si, por el contrario, debemos sentirnos más destinados a gestionar el mantenimiento del presente».
Todavía es pronto para decir si habrá de nuevo recesión o estancamiento, mientras Blangiardo aseveró que se prevé un crecimiento del 0,3% para lo que queda de 2019. El informe también reveló la crisis demográfica que se vive en el país.
La «primera gran crisis» es la «demográfica», comentó al presiente el viceprimer ministro, Matteo Salvini, y agregó: «En Bruselas lo saben». Por su lado, el ministro de la Familia, Lorenzo Fontana, sostuvo que en el primer lugar de la agenda política debe ocuparlo el «respaldo a la natalidad».
Según el informe, en 2018 sólo nacieron 439 mil niños, 140 mil menos que hace diez años, mientras casi la mitad de las mujeres entre los 18 y 49 años aún no tiene hijos.
En este punto el Istat lanzó una alarma, en la medida en que, a ese ritmo, en 2050 la población se reducirá en 2,2 millones respecto de la de la actualidad.
El número de pérdidas en el grupo de edad laboral es sorprendente: 6 millones menos.
Las consecuencias podrían ser incalculables y todas las miradas, por lo tanto, si dirigen hacia el sistema de pensiones, si puede ser sustentable.
«Es bien conocido el efecto del declive demográfico sobre el nivel y sobre la estructura del gasto y bienestar», remarcó el presidente de la Cámara, Roberto Fico.
Hasta ahora, una mano llegó de parte de la población extranjera. Según Blangiardo, «el crecimiento de la población italiana en los últimos veinte años se llevó a cabo únicamente gracias al aumento en el componente de origen extranjero».
De hecho, los casi 5.3 millones de extranjeros representan un número particularmente importante, observó. «Italia, junto con Francia, posee el récord europeo de ultra centenarios, casi 15.000», indicó el informe anual del Instituto de Estadística Italiano (Istat).
En general «en 2018 se estima que los hombres pueden contar con una vida promedio de 80,8 años y las mujeres 85,2 años. Con el tiempo las ventajas de supervivencia de las mujeres respecto de los hombres se redujeron».
Según el informe, «a nivel mundial Italia le disputa a Japón el récord de envejecimiento: 165 personas de 65 años más cada 100 jóvenes menores de 15 años para Italia, y 2010 para Japón, al primero de enero de 2017».
Además, «la contribución de los ciudadanos extranjeros a la natalidad de la población residente se va reduciendo lentamente.
Desde 2012 a 2017 disminuyen, en efecto, también los nacidos con al menos un padre extranjero (más de 8.000 menos), y bajan por debajo de los 100.000 (el 21,7% del total)», indicó el Istat.
Y también envejece la población extranjera residente: considerando la población femenina, la parte de las mujeres de 35 a 49 años en el total de extranjeras en edad fecunda pasa del 42,7% del 1 de enero de 2008 al 52,4% del 1 de enero de 2018″.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *