AMÉRICA Y CARIBE

Chile : Nuevo proceso contra exJefe del Ejército

El exjefe del Ejército, general en retiro Juan Miguel Fuente-Alba (2010-2014), fue notificado hoy por la fiscalía de Chile de una nueva investigación en su contra por lavado de activos por 10,6 millones de dólares para ocultar un eventual enriquecimiento ilícito.
El juez decretó a arraigo nacional (impedimento para salir del país) desechando la petición de prisión preventiva por cuanto el uniformado retirado ya se encuentra detenido en el Regimiento de Policía Militar. Desde febrero se investiga malversación de fondos públicos por 5,5 millones de dólares.
El fiscal José Morales entregó un detalle de los distintos movimientos desde las cuentas bancarias de Fuente-Alba entre 2010 y 2016, tanto depósitos en efectivos en sus cuentas, en pesos como en dólares, como en la adquisición de vehículos y propiedades que posteriormente eran revendidos.
«Fuente-Alba Poblete realiza múltiples operaciones destinadas a disimular el origen ilícito de determinados fondos ingresados a su patrimonio, así como también destinados a solventar gastos de vida», afirmó Morales.
Explicó que dichas operaciones «corresponden a reiteradas compras y ventas de vehículos motorizados y de bienes raíces, que le generen ingresos aparentemente legales y que luego son invertidos en fondos mutuos o depósitos a plazo, lugar del cual son rescatados y vueltos a reinvertir, situación que le permitió alejar considerablemente el origen de determinados fondos de origen desconocido».
Morales aseguró que durante el período investigado el exjefe del Ejército realiza gastos por el equivalente a 10,5 millones de dólares.
«Los montos expresados no se condicen con los ingresos formalmente declarados por el imputado en su calidad de funcionario público, los que ascienden a la suma de 225.000 dólares durante el periodo entre enero de 2010 y mayo de 2014».
Entre los gastos se cuentan vehículos de marcas Porsche, Audi y Volkswagen, junto a propiedades cuyos valores los 579.710 dólares.
Fuente-Alba es investigado también por la justicia militar por malversación de 5,5 millones de dólares provenientes de gastos reservados. De acuerdo a la juez Rommy Rutherford, dicha suma se habría gastado en distintos artículos, como regalos a personal y a esposas de oficiales, además de gastos personales y del funcionamiento de la casas del comandante en Jefe. En el interrogatorio de la ministra Rutherford, Fuente-Alba admitió el uso de los gastos reservados. Esa declaración sirvió para que Morales lo considerara delito base, asegurando que el militar, «con pleno conocimiento» que el dinero provenían de la comisión de dicho delito, realizó distintas acciones tendientes a intentar ocultar o disimular su procedencia, como depósitos «sin fundamento» o de «origen desconocido» a distintas cuentas, entre ellas algunas que mantenía con su esposa. Hubo ocasiones, señaló el fiscal hoy, en que dentro de los compradores y vendedores aparecen sus hijos. En resumen, acotó, «el imputado tiene alrededor de siete dinámicas o modalidades distintas de lavado de dinero: adquisición de vehículos, pagos con tarjetas de crédito e inyección de depósito en efectivo, pagos a testaferros para la compra y venta de vehículos, compra y venta de inmuebles, depósito en efectivo en cuentas, pago anticipado de créditos, con generación de inversiones con fondos mutuos».
El abogado defensor, Maximiliano Murath, sostuvo que el patrimonio del exjefe militar corresponde a «una vida de trabajo» y acusó omisiones grotescas. «Hay errores tan grotescos como que en los mismos ítem se cambian los números, disminuyendo el patrimonio del general antes del periodo 2014. Se omiten compraventas que se tuvieron antes de 2014 por montos cercanos a los 200, 300 millones de pesos. Se omiten créditos hipotecarios», afirmó el litigante. Murath sostuvo que la fiscalía tiene una «presión muy grande» respecto a este caso, pero que el indagado es inocente. «El lleva cuarenta y tantos años de servicio, hizo buenas inversiones, ha recibido herencias, en fin. Su patrimonio viene desde antes (…) Es una vida de trabajo», concluyó. Morales no descartó que en los próximos días haya nuevas formalizaciones, entre ellas la esposa de Fuente-Alba: Anita Pinochet (sin vínculos con el exdictador Augusto Pinochet).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *