EUROPA

Más de 300 detenidos en las protestas en Georgia

Más de 300 personas fueron detenidas en las protestas que se desataron en la capital georgiana, Tiflis, informó el viceministro del Ministerio de Interior de Georgia, Vladímir Bortsvadze.

«Por diversas violaciones se detuvieron 305 manifestantes», comunicó Bortsvadze.

Señaló que el ministerio «inició una investigación conforme al artículo 225 del Código Penal de Georgia, que implica la organización, realización y participación en disturbios públicos».

Según el viceministro, los policías también serán enjuiciados si se prueba que rebasaron su autoridad.
El 20 de junio, durante la apertura de la sesión, un grupo de radicales irrumpió en el hemiciclo georgiano y atacó al presidente de la Asamblea Interparlamentaria de la Ortodoxia (AIO), el diputado ruso Serguéi Gavrílov.

La AIO, fundada en 1993, aglutina a las delegaciones parlamentarias de 25 países: Albania, Armenia, Bielorrusia, Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Croacia, Chipre, Estonia, Finlandia, Georgia, Grecia, Jordania, Kazajistán, Letonia, el Líbano, Lituania, Moldavia, Montenegro, Palestina, Polonia, Rumanía, Rusia, Serbia, Siria y Ucrania.

Las delegaciones reunidas en el Parlamento de Georgia se vieron obligadas a concluir sus labores antes de lo previsto.

Frente a la sede legislativa se produjeron choques violentos entre elementos radicales y la policía.

Las fuerzas de seguridad usaron balas de goma y gases lacrimógenos para dispersar a la multitud.

Según el último balance del Ministerio de Sanidad de Georgia, un total de 240 personas resultaron heridas a causa de las protestas.
Los manifestantes, a los que se unieron facciones de la oposición, protestaron por la visita de la delegación rusa a Georgia y exigen la dimisión del presidente del Parlamento, Irakli Kobajidze, y del ministro del Interior, Gueorgui Gajaria.

Kobajidze presentó este 21 de junio su renuncia.

El propio Gavrílov ha calificado los hechos como una acción planificada que busca empeorar las relaciones entre Rusia y Georgia.

El Kremlin condenó la agresión contra la delegación rusa, al calificarla de «una provocación rusófoba».

Georgia rompió relaciones diplomáticas con Rusia en 2008 después de que el país europeo reconociera la independencia de Abjasia y Osetia del Sur, dos antiguas autonomías georgianas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *