ARGENTINA

Zara cataloga a Argentina de «hiperinflacionario», se ajusta y hay temor de despidos

La crisis textil no reconoce de nombres ni trayectorias. Mientras algunas grandes marcas eligen salir del país, Zara, empresa de capitales españoles redujo proveedores y las fábricas de confección asociadas. Temen despidos.

La misma semana que se conoció que dos gigantes como Wrangler y Lee abandonan el país y que Alpargatas deja el negocio textil en Argentina, se encendieron las alarmas sobre el comportamiento de la reconocida marca de indumentaria de capitales españoles.

La multinacional Zara que opera en Argentina -entre otros 200 países- consideró que nuestro país es el único con «hiperinflación» en todo el mundo y eso la llevó a ajustarse los cinturones.

La empresa tiene 11 locales en la Argentina y emplea en ellos a unas 885 personas, cuya estabilidad laboral ahora peligra.

Es que el grupo Inditex, dueño de la popular marca de ropa, redujo su número de fabricantes y proveedores en la Argentina: pasó de 37 proveedores en 2017 a 26 en 2018. También redujo de 36 a 30 el número de fábricas de confección asociadas a proveedores.

La Argentina y Brasil son los únicos dos países de América Latina donde Inditex cuenta con producción local. Y en los dos hubo reducciones. En el caso de Brasil, pasó de 12 a solo cuatro proveedores entre 2017 y 2018 y de 25 a 5 fábricas de confección.

La decisión de Zara de disminuir sus proveedores en el país se da dentro de un proceso de caída generalizada de la producción textil en el mercado argentino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *