SOCIEDAD

El terrible costo de ser mujer en India y Rusia

Kuldeep Sengar, miembro de la asamblea legislativa de Uttar Pradesh, norte de India, que ya está en prisión en espera juicio por violar a un menor, también fue acusado hoy del intento de asesinato en un accidente de tránsito simulado a su víctima y acusadora.
En el accidente, causado por un camión que arrolló violentamente el auto de la menor -cuyo nombre no se divulgó, aunque es conocida como «la víctima de Unnao», por el nombre de su ciudad natal- murieron dos de sus tías.
Eso se suma a la muerte de su padre, en un ataque que sufrió tiempo atrás.
En tanto la jovencita que acusó al legislador y su abogado fueron rescatados entre los hierros retorcidos del vehículo con heridas graves.
Según la familia de la niña, el accidente fue causado deliberadamente para asesinarla, reportó este martes la agencia de noticias PTI.
El presunto abuso se remonta a 2017, cuando la «niña de Unnao», que ahora tiene diecinueve años, fue a la oficina de Sengar para pedir un trabajo.
El político la secuestró y la mantuvo prisionera durante una semana, durante la cual la violó repetidamente, junto con una pandilla de cómplices. Pasaron meses antes de que la policía procesara a Sengar, luego de registrar los cargos en su contra; y fue necesaria la intervención de la Policía Federal para llegar a su arresto.
Desde entonces, Sengar y sus seguidores han intentado todo lo posible para evitar que se inicie el juicio, con continuas amenazas e intimidación a la familia de la víctima, a la que le exigieron que retire los cargos en su contra.
El padre de la niña murió después de ser atacado por el hermano de Sengar y un grupo de sus seguidores, ella misma más tarde intentó prenderse fuego, desbordada emocionalmente y cargada de presiones.
Después del lso hechos del domingo, ampliamente informado por todos los medios de prensa, la atención de la opinión pública india se centró en el caso.
Anoche, en Delhi, cientos de personas demostraron que la víctima y la familia ya no está sola en su pedido de justicia. Datos gubernamentales muestran que las agresiones sexuales han aumentado un 83% de 2007 hasta el 2016 en el país, aunque los activistas contra la violencia sexual aseguran que muchos casos no se denuncian por el miedo de la víctima al estigma social o a la venganza.
De 35 mil casos registrados en 2015, solo 7.000 fueron condenados. De acuerdo con los datos estatales, ambas cifras han subido un 40% respecto a tres años atrás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *