ORIENTE MEDIO

Turquía descarta que suministros de los S-400 perjudiquen las relaciones con la OTAN

Los suministros de los sistemas rusos S-400 a Ankara no ponen en peligro las relaciones entre la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y Turquía, declaró el ministro de Asuntos Exteriores del país, Mevlut Cavusoglu.

En julio el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmó que cada país puede decidir por sí mismo que sistemas de defensa comprar.

«No tenemos problemas con la OTAN», dijo Cavusoglu.

Sostuvo que la compra de los sistemas rusos «no supone ningún problema» para la Alianza Atlántica.

Los suministros de los S-400 a Turquía empezaron el pasado 12 de julio y concluirán, según las autoridades rusas, en lo que resta del año.

La compra de los sistemas rusos S-400 provocó tensiones entre Turquía y Estados Unidos, que exigió que Ankara renunciara al armamento ruso y en vez de los S-400 comprara los sistemas estadounidenses Patriot.
Turquía aseguró en repetidas ocasiones que no renunciará a la compra de los S-400, acordada en 2017, pese a la presión de EEUU, que advierte que los sistemas rusos no son compatibles con los estándares de la Organización del Tratado del Atlántico Norte.

El S-400 (SA-21 Growler en la clasificación de la OTAN) es capaz de abatir aparatos aéreos de tecnología furtiva, misiles de crucero, misiles balísticos tácticos y táctico-operativos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *