ORIENTE MEDIO

ARRESTAN A DOS PALESTINOS SOSPECHOSOS DE ESTAR INVOLUCRADOS EN VIOLACIÓN DE NIÑA JUDÍA DE 7 AÑOS

Turquía expresó preocupación por la decisión del Gobierno central de la India de revocar la autonomía de Jammu y Cachemira, y se declaró dispuesta a hacer su aporte a la distensión.

«Nos preocupa que la anulación del artículo 370 de la Constitución de la India que otorgaba un estatus especial a Jammu y Cachemira, el 5 de agosto de 2019, pueda incrementar aún más la tensión existente», dice una nota de prensa emitida por el Ministerio de Exteriores turco.

En su declaración, la Cancillería turca manifiesta la esperanza de que el problema se resuelva «mediante el diálogo y en el marco de las resoluciones pertinentes de la ONU, respetando los intereses legítimos de todas las personas en Jammu y Cachemira, así como de Pakistán y la India».

«Estamos listos para contribuir a aliviar la tensión en la región, si las partes dan su consentimiento», concluye la nota.

La Сámara Baja del Parlamento de la India, el Lok Sabha, debatirá este 6 de agosto un proyecto de ley sobre la división del actual estado de Jammu y Cachemira en dos entidades con un rango diferente al de ahora.

La reorganización, ya aprobada en la Cámara Alta por 125 votos a favor y 61 en contra, relegará Jammu y Cachemira a la condición de territorio de la unión con asamblea legislativa propia, como Nueva Delhi, separándolo de la región montañosa de Ladakh que será otro territorio de la unión pero sin asamblea, como Chandigarh.
La víspera, el Gobierno central canceló por orden presidencial el artículo 370 de la Constitución que otorgaba autonomía a Jammu y Cachemira.

La supresión de la autonomía es objeto de fuertes críticas por parte de la oposición y eminentes políticos cachemires, algunos de los cuales han sido puestos bajo arresto domiciliario, y por parte del vecino Pakistán, dispuesto a ejercer todas las opciones para contrarrestar un cambio unilateral del estatus de Jammu y Cachemira, reconocido internacionalmente como un territorio en disputa.

El conflicto de Cachemira, que se remonta a la partición de la India en 1947, dio origen a varias guerras entre Nueva Delhi e Islamabad.
Los Ejércitos de la India y Pakistán en Cachemira están separados por una frontera militar, la llamada Línea de Control, que carece de reconocimiento internacional y en la que se registran frecuentes incidentes.

La anterior espiral de tensión entre Islamabad y Nueva Delhi se desató a mediados de febrero pasado, después de que un terrorista suicida atacara un convoy policial en Pulwama, causando más de 40 muertos y decenas de heridos.

La situación derivó en un intercambio de ataques aéreos, por primera vez desde la guerra de 1971, pero se distendió notablemente tras la liberación de un piloto militar indio cuyo MiG-21 fue derribado por los pakistaníes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *