ARGENTINA

Macri trató de despegarse de Herme Juarez en su cierre de campaña de Rosario

El Presidente volvió a insistir en el combate a las mafias sindicales, uno de sus ejes de campaña, y evitó mencionar el vínculo de su gestión con el detenido líder de los portuarios Herme Juarez.

Mauricio Macri tuvo su cierre de campaña en Rosario, una de las ciudades más difíciles para Juntos por el Cambio según dicen las encuestas, y participó de un acto 360 en el estadio cubierto del Banco Nación.

Sin grandes anuncios y sin mención directa a la situación económica, respetó rigurosamente el manual de campaña apelando a la emocionalidad y poniendo el acento en los temas sensibles en la región como el narcotráfico, la inseguridad y sobre todo, la detención del sindicalista portuario Herme Juárez. Eso sí, evitó mencionar el vínculo que une a Juarez con su gestión que tanto ruido hizo en las últimas horas.

«Vamos a seguir dando batalla contra las mafias porque acá hay gente que se cree dueña de este país», abrió Macri, en lo que ya es un estándar de su discurso.

«Hay gente que se creyó que era dueña de los puertos de Rosario y no, porque es nuestro futuro el que está en juego» sostuvo el presidente en una alusión al caso sin nombrar al imputado.

«VIno caliente» Juarez es es un dirigente muy cercano a Cambiemos, quizá el sindicalista con mayor influencia en todo lo que es la zona sur de la provincia de Santa Fe, que incluso colaboró y mucho en el proceso que llevó a la detención de quien fuera su archienemigo, Omar «Caballo» Suarez.

«Te quiero agradecer Herme, por el esfuerzo que han hecho para mejorar los costos, porque no tengo dudas que en este nuevo camino que iniciamos vamos a estar juntos. Argentina va a duplicar su producción, vamos a necesitar mas barcos, más estiba, mas remolcadores y porque tenemos que demostrarle al mundo que, si se puede», le decía Guillermo Dietrich en 2017 cuando bajo la figura de la Cooperativa de Trabajos Portuarios de Puerto General San Martín, Juarez presentaba en sociedad sus nuevos remolcadores y una draga de corte destinadas a la operación en los puertos de San Lorenzo San Martín.

Juarez se convirtió desde el inicio de la gestión Cambiemos en un aliado clave del Gobierno en el sector marítimo portuario y en uno de los alfiles necesarios para avanzar sobre las condiciones laborales de la actividad. Tanto es así que la pata sindical del oficialismo ya salió a defenderlo en las últimas horas y habló de las bondades de la creación de empleos del detenido en la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *