AMÉRICA

Alejandro Giammattei descansa tras ser elegido presidente de Guatemala

El conservador Alejandro Giammattei, que llevaba más de una década buscando la Presidencia de Guatemala, ha empezado este lunes descansando. Así ha sido su primer día después de ganar, al cuarto intento, unas elecciones marcadas por el abstencionismo.

Tal y como él mismo había anunciado en las últimas semanas, y como corroboró el domingo al conocerse los resultados preliminares del Tribunal Supremo Electoral -que serán ratificados al resolver las impugnaciones-, el exdirector de presidios ha dedicado la jornada a reposar.

«El presidente electo Giammattei no tiene contemplado dar declaraciones hoy. Tal como lo dijo, descansará», dijo uno de los miembros de su equipo a los medios de comunicación, aunque Efe ha podido saber que aprovechó la jornada para estar con su familia y sus tres hijos.

Será el martes, según han adelantando a Efe personas de su equipo de comunicación, cuando inicie con las «reuniones preparatorias de la transición de Gobierno» junto su grupo de trabajo, un proceso para el que el actual presidente, Jimmy Morales, aseguró que su Administración está lista.

De la mano del partido centroderechista Vamos y con Guillermo Castillo como vicepresidente, Giammattei, que llevaba 20 años buscando un cargo público, se ha convertido en el noveno presidente de la era democrática de Guatemala al vencer en las urnas a la ex primera dama Sandra Torres, de la Unidad Nacional de la Esperanza.

Después de una jornada electoral tranquila, en la que no se presentaron incidentes graves y en la que logró, con el 99,73 por ciento de las mesas escrutadas, el 57,95 por ciento de los votos, frente al 42,05 por ciento de su rival socialdemócrata, el exdirector del Sistema Penitenciario dijo estar en su casa, desde donde agradeció el apoyo recibido.

Pero la cifra más importante de estos comicios fue la escasa participación: un 42,70 por ciento. De los más de 8,1 millones de guatemaltecos empadronados solo 3,4 millones emitieron sufragio. Lo que representa un abstencionismo del 57,30 por ciento.

Así las cosas, la resaca electoral no se ha dejado notar este lunes en Guatemala, aunque los resultados de la elección presidencial abrieron las portadas de los principales medios de comunicación del país, audiovisuales y escritos.

Giammattei, médico cirujano de formación pero empresario y político de carrera, aún no ha dado a conocer quiénes formarán parte de su Gabinete de Gobierno, pero fuentes cercanas a él han dicho a Efe que hay una lista de nombres que se estudian y que serán confirmados posteriormente.

Entre ellos está el expresidente del empresariado organizado Anonio Malouf, que podría ocupar el Ministerio de Economía; el exdiputado de Fuerza Raúl Romero, que suena para la cartera de Desarrollo; el excandidato a la alcaldía de Guatemala Pedro Brolo, como canciller, y el exgerente de una empresa de ganadería Óscar Bonilla, quien sería ministro de Agricultura.

En esa lista preliminar también están el médico Julio Monroy como ministro de Salud, el excandidato por Vamos a diputado Rafael Lobos en la cartera de Trabajo, la ex directora general de Gestión de Calidad Educativa Claudia Ruiz en Educación, el supuesto exfinancista del actual partido oficial Alberto Pimentel como titular de Energía y Minas, Mario Rojas en Ambiente, el exdiputado de CREO Álvaro González Ricci en Finanzas y Rafael Pineda en Comunicaciones.

Faltan en esta nómina los Ministerios de Interior, Defensa y Cultura, pero de todos los nombres que se barajan hasta el momento la mayoría son hombres y solo hay una mujer.

Después de este descanso de Giammattei, que ha recibido las felicitaciones de España, Costa Rica, México, Honduras y la Organización de Estados Americanos (OEA), entre otros, empezará la transición de Gobierno para la toma de posesión, que se celebrará el próximo 14 de enero.

En este sentido, el actual presidente, Jimmy Morales, pidió este lunes al futuro mandatario asegurar la modernización del Ejército para combatir el narcotráfico, así como incrementar el número de efectivos de la Policía Nacional Civil, con una dignificación de los salarios y un mejor equipo de trabajo.

Y también adelantó que analizará con Giammattei el acuerdo de tercer país seguro que firmó su Gobierno con Estados Unidos el mes pasado y que todavía no ha entrado en vigor por un fallo de la Corte de Constitucionalidad que lo ha dejado en suspenso provisional.

A juicio de Morales, este convenio, que obligaría a los migrantes -supuestamente de El Salvador y Honduras- a pedir asilo en Guatemala y permanecer en el país hasta la resolución final de su petición, no es necesario que pase por el Congreso, pero esto debe decidirlo aún el máximo tribunal del país, informa Efe.

El mandatario electo no ha dejado claro si mantendrá o no este acuerdo con el argumento de que falta información, pero el pasado viernes reconoció, en una entrevista con Efe, que Guatemala no tiene las condiciones para convertirse en un «tercer país seguro».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *