ASIA Y OCEANÍA

El ‘brexit’ y el acuerdo con EEUU, prioridades del Ministro nipón en el G7

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, acudirá a la cumbre del G7 con las prioridades de obtener salvaguardas ante el «brexit» y de desbloquear el acuerdo comercial con EEUU, y con la voluntad de apoyar a Francia en sus principales propuestas.

Abe participará en la reunión de líderes de los siete países más desarrollados que se celebrará del 24 al 26 de agosto en Biarritz (Francia) con la lección aprendida tras presidir en junio una cumbre del G20 en Osaka (oeste de Japón) marcada por la división entre sus miembros y eclipsada por las cuestiones bilaterales.

INQUIETUD ANTE UN «BREXIT» DURO Y RESPALDO A MACRON

El mandatario nipón irá a Biarritz con el objetivo de discutir con sus homólogos la posibilidad de que haya un «brexit» sin acuerdo entre Londres y Bruselas a finales de octubre, cuyas consecuencias son temidas en la tercera economía mundial dada la gran presencia de empresas japonesas en territorio británico.

Con vistas a obtener garantías de cara a ese escenario, Abe mantendrá su primer encuentro bilateral con el nuevo primer ministro británico, Boris Johnson, y se reunirá con el presidente francés, Emmanuel Macron, según adelantaron los medios nipones.

Se espera asimismo que el primer ministro japonés respalde a Macron en su defensa del libre comercio, algo que podría plasmarse en una declaración conjunta similar a la aprobada en Osaka si los mandatarios del G7 logran salvar sus diferencias.

OPORTUNIDAD PARA DESBLOQUEAR EL ACUERDO JAPÓN-EEUU

Abe aprovechará la cumbre para volver a reunirse con el presidente estadounidense, Donald Trump, y tratar de dar un impulso definitivo al acuerdo comercial bilateral que negocian ambos países con la meta de cerrarlo para septiembre.

Los mayores obstáculos siguen siendo la liberalización del mercado agrícola nipón que demanda Washington y la congelación o rebaja de los aranceles estadounidenses sobre los automóviles nipones, principal petición de Tokio.

EL DILEMA NIPÓN EN EL GOLFO PÉRSICO

Japón cuenta con intereses encontrados en el Golfo Pérsico, pues por un lado EEUU ha requerido su participación en la coalición para proteger petroleros que pasen por el estrecho de Ormuz ante eventuales asaltos iranís, y por otro no quiere poner en peligro las fluidas relaciones que mantiene con Teherán.

El primer ministro nipón ha tratado de utilizar esa posición para ejercer como mediador en la crisis entre Teherán y Washington, aunque sus esfuerzos, que incluyen la primera visita de un mandatario nipón a Irán desde la Revolución Islámica, por el momento no ha dado frutos.

APUESTA POR REGULAR LAS CRIPTOMONEDAS Y POR LA «TASA DIGITAL»

En la cumbre del G20 en Osaka se acordó trabajar para la creación de un marco internacional para el registro de los operadores de criptomonedas, y mejorar la coordinación para evitar lagunas legales que permitan el lavado de dinero con este tipo de activos digitales o su uso con otros fines criminales.

Japón, un país pionero en la regulación de las divisas como el bitcóin y que ha sido además escenario de algunos de los mayores «hackeos» de casas de cambio virtuales, es partidario de que dichas iniciativas tengan continuidad bajo la presidencia francesa del G7.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *