ARGENTINA

Pereyra acelera para voltearle a Macri el congelamiento del precio del crudo

El gemialista petrolero y senador nacional presentó un proyecto para derogar el DNU que congela el precio del crudo. Alega que el decreto atenta contra los trabajadores. Amigos eran los amigos.

«Todo lo que termina termina mal», canta Andrés Calamaro y así parecen comprobarlo dos que fueron muy cercanos durante tres años y medio y ahora están en veredas opuestas. Es que luego de ser uno de sus hombres de confianza de Cambiemos en el plano sindical, de acompañar a Mauricio Macri en las comitivas al exterior y de abandonar su perfil combativo cuidadosamente construido en el segundo mandato de CFK para ser oficialista, el petrolero Guillermo Pereyra le soltó la mano al Presidente.

El también senador nacional presentó un proyecto de ley para derogar el DNU que congela el precio del crudo y encendió las alarmas en La Rosada. El neuquino consideró que la medida impuesta por Macri «atenta directamente contra las economías provinciales y contra el sector trabajador vinculado directa e indirectamente con la industria hidrocarburífera».

De esta forma el senador se sumó a los gobernadores de Río Negro, de La Pampa y de Neuquén, quienes pidieron a la Corte Suprema que se pronunciara sobre la constitucionalidad del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que congeló el precio de los combustibles.

Después de la derrota electoral, Macri anunció un paquete de medidas que no fueron bien recibidas el sector. Con Rogelio Frigerio y el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, a la cabeza el gobierno intentó negociar un acuerdo sectorial con las petroleras, con las provincias productoras y los sindicatos, pero fracasaron.

Pereyra también cuestionó el decreto porque «lisa y llanamente atenta contra el federalismo y la autonomía provincial. Es una medida inconsulta, sin ningún tipo de consenso por parte de los actores involucrados y ni siquiera se permite esgrimir una propuesta superadora y que logre el mismo fin».

El senador además reclamó el urgente tratamiento de un proyecto de su autoría presentado en el mes de marzo, por el cual se exime del Impuesto al Valor Agregado a productos de la canasta básica alimentaria y servicios de gas, energía eléctrica y de provisión de agua para domicilios destinados a vivienda.

El también candidato del Movimiento Popular Neuquino señaló que comparte el problema de fondo y expresó la necesidad de lograr un congelamiento del precio de los combustibles, y pidió extenderlo al cuadro tarifario del gas y la energía eléctrica domiciliaria; como así también al GNL

Sin embargo cuestión el diseño del gobierno porque el congelamiento apunta directamente al precio por el cual las provincias productoras de hidrocarburos calculan sus regalías, «es decir un derecho y una ecuación que constitucional y legalmente le es ajena al poder central nacional».

El proyecto también dispone la excepción del IVA para las ventas de gas, energía eléctrica y aguas reguladas por medidor cuando se efectúe para domicilios destinados exclusivamente a vivienda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *