ARGENTINA

Tía Maruca pide concurso preventivo y hay preocupación entre sus 600 empleados

La firma tradicional de galletitas viene pagando en cuotas y debe aguinaldo. Ahora pidió concurso preventivo y busca renegociar una deuda de casi $300 millones.

Tras no haber podido regularizar su complicada situación financiera empujada por la grave situación económica que sufre el país, la fabricante de galletitas Tía Maruca decidió solicitar la apertura de su concurso preventivo. Lo hizo en los tribunales de San Juan, donde tiene su sede y su planta principal, con el objetivo de poder iniciar una etapa de reestructuración de su deuda de casi $300 millones.

Con ese marco, reveló IProfesional que el 2 de agosto pasado, la sociedad presentó el pedido de apertura de su proceso concursal y el de su controlada Dilexis S.A. Sus ejecutivos habrían optado por esta protección judicial al comprender que se trata de la mejor opción para enfrentar la crisis, ordenar las finanzas, intentar repagar su deuda e iniciar un proceso de recuperación societaria que le permita mantener su estructura actual y a la totalidad de su personal que actualmente ronda los 600 trabajadores.

De todos modos, viene manteniendo un conflicto con sus empleados por salarios y aguinaldos atrasados, según fuentes del Sindicato de Trabajadores de la Industria de Alimentación de San Juan en donde advirtieron que la empresa abona los salarios en cuotas a lo largo de los meses.

Los dueños de Tía Maruca no proyectan achicar la estructura de la empresa sino que decidieron optar por esta herramienta judicial precisamente para poder sanear las cuentas y retomar el ritmo habitual de operaciones, mientras negocian una reestructuración del pasivo con sus acreedores y frenan el efecto desfinanciamiento que venía sufriendo.

En la actualidad, la compañía cuenta con una buena demanda de sus productos, mientras abrió un canal de negociación con sus proveedores para abastecer precisamente esas mayores ventas en el marco de un panorama futuro que sus dueños consideran alentador al haber podido iniciar la renegociación de su pasivo.

Tia Maruca nació en 1998 con una pequeña planta en la localidad bonaerense de Ramos Mejía y su nombre es en honor a la tía de un amigo de uno de sus fundadores, quien nunca llegó a conocerla.

La empresa controla alrededor del 5% del mercado local de galletitas, que está liderado por Bagley (un joint venture de Arcor y Danone) y Mondelez (la ex Terrabusi), además de otras marcas más pequeñas como Granix, Don Satur y 9 de Oro, entre otras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *