ARGENTINA

Entre Ríos pone en duda el pago de las paritarias y hay temor de efecto contagio en las provincias

El ministro de Economía de Entre Ríos, Hugo Ballay, afirmó que por las medidas económicas tomadas por el gobierno nacional, como la eliminación del IVA en productos de la canasta básica y Ganancias «va a ser difícil» afrontar los pedidos de aumentos de los gremios estatales y docentes. Temor que se extienda a otros distritos.

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) solicitó un «aumento extra, un bono o un monto excepcional», mientras que la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), gremio mayoritario docente, pidió «un porcentaje de adelanto» en septiembre.

Ballay explicó que los reclamos «serán analizados» pero advirtió que al gobierno entrerriano le «va a costar» hasta «cumplir lo acordado en paritarias».

«El objetivo es cumplir con ese compromiso, pero es difícil porque en aquel momento teníamos un presupuesto con una inflación del 23% y hoy estamos estimando un 50%», detalló.

El ministro precisó que el gobierno nacional «quitó a Entre Ríos $1.600 millones de coparticipación de un día para el otro» y por tal razón «va a ser difícil acceder a los pedidos de los gremios».

Desde ATE solicitaron esta semana «un aumento extra, un bono o algún tipo de monto excepcional» ante «la grave crisis que está golpeando a los trabajadores».

El secretario general, Oscar Muntes, consideró que «el salario mínimo de los estatales entrerrianos es cercano a los $21.000, 10.000 menos que los que indica el Indec para no ser pobre».

En diálogo con la prensa, precisó que se está «muy lejos del salario que se necesita para vivir dignamente».

Por otro lado, en un congreso extraordinario los delegados de Agmer resolvieron solicitar al Ejecutivo provincial «un porcentaje de adelanto para septiembre, a cuenta de la cláusula de actualización automática del segundo semestre».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *