ARGENTINA

YPF amaga con dar de baja una inversión de US$ 700 millones si persiste conflicto gremial con la Uocra

La petrolera YPF advirtió que está «en riesgo» la inversión de US$ 700 millones que lleva adelante en la refinería de la ciudad de La Plata y que emplea a 800 trabajadores, a raíz del conflicto gremial entre facciones internas de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra) que mantiene paralizada la planta desde el viernes.

El viernes dos facciones de la Uocra La Plata, una de ellas relacionada con la gestión anterior del gremio del detenido dirigente Juan Pablo «Pata» Medina, se enfrentaron en las puertas de la destilería de YPF, en el partido bonaerense de Ensenada, por lo que debió intervenir la policía para dispersarlos.

«Esta situación está tornando inviable la continuidad de las obras, poniendo en riesgo 800 puestos de trabajo e inversiones por un monto que varía entre US$ 600 y 700 millones», afirmó la compañía luego de una semana en que no se pudieron retomar los trabajos.

La empresa expresó que «sería lamentable que un conflicto de esta magnitud, asociado a prácticas que consideradas desterradas, fuerce a la compañía a suspender estas obras por no encontrar canales de diálogo válidos que permitan superar la situación y garantizar el desenvolvimiento de las actividades en un marco de paz social».

Para intentar destrabar el conflicto y reanudar las tareas, esta tarde se desarrolló en la sede del Ministerio de Producción bonaerense una reunión con representantes de la Uocra, la intervención de la seccional La Plata y de la contratista AESA, una de las mayores empresas de ingeniería que realiza obras para el sector energético en todo el país.

Tras los incidentes iniciales se sucedieron hechos de amenazas e intimidaciones hacia el grupo de trabajadores vinculados a la intervención de la departamental la Plata del gremio, lo que impide el regreso de 800 operarios a sus puestos de trabajo en la planta.

En ese sentido, YPF manifestó que observa «con profunda preocupación la evolución del conflicto» generado entre un grupo de trabajadores que deben prestar servicios en un conjunto de obras que la empresa AESA está desarrollando dentro del Complejo Industrial La Plata.

Este enfrentamiento implicó acciones violentas y amenazas entre los trabajadores y personal de la Refinería -la que no se vio alterada en su funcionamiento-, que generaron «un clima de tensión en dónde no es posible desarrollar una actividad laboral en condiciones de seguridad».

La obra principal que se está ejecutando en la refinería es la ampliación de la Central Térmica de Cogeneración que abastece la demanda eléctrica de las operaciones de la planta y aporta al suministro de la capital provincial.

Como parte de las intimidaciones sucedidas durante esta semana, el miércoles el edificio donde funciona la sede administrativa de la Uocra La Plata fue atacado a balazos y se realizaron pintadas en su fachada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *