EUROPA

Separatistas catalanes cortan la frontera entre España y Francia

Militantes separatistas catalanes bloquearon este lunes con sus coches la autopista que conecta España y Francia justo en la frontera entre ambos países, una acción enmarcada en las protestas por la condena a cárcel de sus líderes, constató la AFP.

El corte se produce un día después de las elecciones legislativas españolas, en las que el jefe del gobierno saliente, el socialista Pedro Sánchez, consiguió revalidar su victoria, pero sin mayoría absoluta y en un escenario más complicado para poder gobernar.

En una acción reivindicada por la misteriosa plataforma Tsunami Democrático, que a mediados de octubre consiguió bloquear los accesos al aeropuerto de Barcelona, decenas de coches colapsaron en ambos sentidos la autopista AP7 que enlaza Francia a la altura de la fronteriza localidad catalana de La Jonquera, constató un fotógrafo de la AFP.

Por ahora, en el corte participan unas 300 personas que han preparado una barricada en el sentido norte de la autopista y están montando un escenario, con altavoces y luces, en el sentido sur.

«Hacemos un llamado general a ir hasta la frontera, con o sin coche. Esta movilización quiere ser un grito a la comunidad internacional que haga entender al Estado español que el único camino es sentarse y hablar», señaló esta plataforma en la aplicación de mensajería encriptada Telegram.

La acción está causando un corte de más de 20 kilómetros según el servicio regional de tráfico.

Tsunami Democrático, una plataforma nacida en septiembre para coordinar las protestas contra la sentencia del Tribunal Supremo por el intento de secesión de 2017, había anticipado para este lunes una protesta «ambiciosa» con la previsión de alargarla hasta el miércoles.

La condena a altas penas de cárcel contra nueve líderes separatistas dictada el 14 de octubre generó numerosas protestas en la región, algunas de ellas terminadas en fuertes enfrentamientos con la policía que dejó un balance de más de 600 heridos.

Esta cuestión fue central en la campaña para estos comicios en los que la extrema derecha de Vox capitalizó el malestar por la crisis catalana y experimentó un fuerte ascenso hasta convertirse en tercera fuerza en el Congreso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *