DEPORTES

Jorge Lorenzo, toda una vida subido en una moto

Casi tres décadas después de empezar a montar en moto, el piloto español Jorge Lorenzo, cinco veces campeón del mundo, se retira de la competición empujado por las lesiones y una temporada para olvidar.

En su primer año con Honda y en una temporada en la que no ha logrado quedar en ninguna carrera entre los diez primeros, Lorenzo aprovecha la última carrera de la campaña este fin de semana en el GP de Valencia para anunciar que se baja de la moto.

Atrás quedan casi 30 años subido a una moto, desde que su padre le proporcionó su primera montura con apenas tres añitos, en los que ha ganado tres mundiales de MotoGP (2010, 2012, 2015) y otros dos de 250 cm3, la categoría intermedia del motociclismo ((2006, 2007).

Nacido en Palma de Mallorca, la capital de las islas Baleares, en una familia de aficionados a las motos, Lorenzo empezó a correr prácticamente desde que tiene uso de razón y el mismo día que cumplió los 15 años, debutó con Derbi en el Mundial de 125 cm3 en 2002.

Lorenzo tendría que esperar al año siguiente para ganar su primera carrera en la categoría pequeña del motociclismo, de la que pasaría a 250 cm3 en 2005 sin lograr ganar ningún mundial.

En la categoría media empezaría el despegue de Lorenzo, que en 2006 se alzaba con su primer título mundial con una Aprilia, repitiendo título al año siguiente.

Su segundo Mundial en 250 cm3 supuso su consiguiente salto a la categoría reina de la MotoGP con Yamaha, donde fue compañero de equipo de Valentino Rossi, lo que no impidió que ambos vivieran una continua competencia.

El piloto español aterrizó en la máxima categoría en 2008, con una pole position en Catar, su primera carrera, una actuación que sólo dos pilotos legendarios habían conseguido antes que él: Max Biaggi y Jarno Saarinen.

– Inicios en el Mundial –

Después de este ruidoso debut ganó su primera carrera en Estoril, en el que fue su tercer gran premio, pero sólo pudo acabar cuarto en el Mundial de ese año, en el que Rossi alcanzó su octava corona mundial.

En 2009, los duelos entre los dos Yamaha fueron antológicos, especialmente en Barcelona, Brno y Misano, donde Rossi se alzó con su novena y última corona, con 45 puntos de ventaja sobre Lorenzo.

En 2010, las hostilidades en la pista fueron menos frecuentes, debido a una lesión de Rossi y en su tercera temporada en la máxima categoría el español logró el título mundial, con más de 50 puntos de ventaja sobre su compatriota Dani Pedrosa (Honda).

Dos años después volvía a imponerse a Pedrosa, tras una temporada para enmarcar con siete triunfos, seis de ellos en las últimas ocho carreras.

En 2015, Lorenzo volvió a triunfar con 7 victorias (España, Francia, Italia, Cataluña, República Checa, Aragón y Valencia) alzándose con su último título mundial, para dos años después correr con Ducati siempre en busca de nuevos desafíos, aunque supondría el comienzo de su declive.

Sus dos temporadas a los mandos de la montura italiana se saldaron con solo tres podios y una victoria en Mugello en 2018, poco antes de anunciar su paso a Honda con un contrato de dos años del que sólo ha podido cumplir uno en una de sus peores temporadas que le han llevado a dar por concluida su exitosa carrera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *