ARGENTINA

La UPJET presentó su propuesta para el desarrollo de las telecomunicaciones

El plan que van a acercarle al presidente electo Alberto Fernández se basa en apuntalar una industria estratégica, en la protección del empleo y en el acceso a la información como un recurso igualador y un derecho.

Ayer 21 de noviembre en la sede de la calle Castro Barros de la Unión del Personal Jerárquico de Empresas de Telecomunicaciones (UPJET), tuvo lugar la charla en la que presentaron una propuesta diagramada con el objetivo de generar políticas públicas, apoyándose en las expectativas desarrollistas que trae el próximo cambio de gobierno.

Para abrir, la locutora leyó un texto introductorio en el que desde la UPJET expresaron que, si bien no pretenden hacer una crítica del pasado, entienden que los actores involucrados en la industria no fueron escuchados ni considerados, especialmente usuarios y trabajadores, lo que trajo consecuencias que buscan subsanar con una serie de propuestas.

El evento continuó con tres disertantes. El primero fue un ex Telecom, el Ing. Darío Sequalino, que ofreció un panorama del estado actual de la industria de las telecomunicaciones. Hizo un repaso por el mercado mundial de la telefonía móvil, fija, banda ancha y televisión, observando especialmente a España por su relevancia en los operadores de Argentina, comparando siempre con el estado del mercado nacional. Los números son abrumadores y reflejan un nivel de atraso local importante (en comparación a la Unión Europea, que tuvo una importante influencia estatal en su desarrollo). Las estimaciones para 2024 hablan de un aumento en 6 veces del tráfico de la red móvil, que con el estado actual de la industria local sólo aumentaría la brecha digital. También dio un interesante panorama de las IoT o Internet de las Cosas, que se refiere a una interconexión digital de objetos cotidianos con internet. Tal es el caso de las homenetwork, los drones, los usos en el transporte y en las industrias. Todo lleva a maquinarias con más autonomía. Para terminar, Sequalino ponderó la conexión a Internet de Rusia, por ser barata, rápida y tener proyección de crecimiento, debido a decisiones de Estado, la más llamativa es que no cobran más caro porque no es necesario pagar más, pero también se relaciona al lugar educativo que le dan y a que favorecen la competencia.

El segundo orador fue el vocal titular primero de UPJET, Sergio Pini, se refirió a la industrial satelital. Ponderó los esfuerzos que hicieron algunas empresas locales como Satellogic para mantenerse vigentes, aún con todo un paquete de decisiones estatales en contra del desarrollo soberano en la materia que se había logrado, aún con los recortes y el desfinanciamiento. En el caso opuesto está ARSAT que según afirmó Pini sólo pudo hablar del pasado ya que desactivó el ARSAT 3 y canceló el 4. «Las telecomunicaciones generan una carrera de la que no podemos darnos el lujo de bajarnos por 4 años. Creo que de la mano de Alberto Fernández va a haber un relanzamiento de las políticas de telecomunicaciones», afirmó.

Por último habló el secretario general de la casa, Fabián Boccella, quien describió los lineamientos del plan. Las consideraciones y declaraciones de principios hablan de la necesidad de regulación, de cambiar la noción actual de Servicio Básico Universal a Acceso Básico Universal (ABU), «buscando achicar la brecha digital y facilitando el acceso a la información». Todo esto desde pensar la industria como estratégica y un servicio esencial, considerar a la información como un derecho de las personas como seres sociales, apuntan a eliminar la «brecha digital» y a evitar que ninguna empresa tome las decisiones de quiénes, dónde y cómo reciben los servicios de telecomunicaciones.

Las propuestas apuntan a un Área de Tarifa Básica que sea el terrtorio nacional, a equilibrar el nivel de servicios en todo el país, a la separación de las empresas que «Transmiten de datos» de las que «Generan de Contenidos», excepto para el Estado, volver a poner en vigencia la Ley de Medios y la conformación de un Comité Tripartito, formado por la ENACOM, las empresas del sector y los sindicatos de la actividad para definir el qué y el cómo de los servicios que se buscan ofrecer, la necesidad de una «visión compartida» entre los actores respecto a la inversión, la revisión de la Ley Argentina Digital, el incremento para el Fondo Fiduciario del Servicio Universal al 2%, favorecer la federalización, que las empresas tengan «oficinas comerciales propias» en localidades de más de 10000 habitantes, la regulación del canon de alquiler de las Redes (Uso de Redes Incumbentes) y plazos para la construcción de la infraestructura y los equipamientos necesarios para el desarrollo nacional y al fortalecimiento de las Universidades nacionales.

Lógicamente, todas estas propuestas están íntimamente relacionadas a batallas políticas en distintos frentes que difícilmente se puedan dar a la vez, pero que necesariamente van a necesitar planes previos permitir un abordaje estratégico apenas exista la decisión política de dirigir el ojo del Estado hacia allí. Al inicio de su mandato habrá nombramientos de autoridades que permitirán especular un poco con cuál será el orden de prioridades. Habrá que esperar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *