SALUD

Según estudios el 81% de los adolescentes son sedentarios

81% de los adolescentes en el mundo no hacen suficiente ejercicio, según advierte un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicado el pasado viernes en la revista médica ‘The Lancet’. Se trata del mayor estudio realizado hasta la fecha sobre la actividad física en niños de 11 a 17 años.

El grupo de investigadores, encabezados por Regina Guthold, ha seguido la evolución (del 2001 hasta el 2017) de 1,6 millones de jóvenes que van al colegio en casi 300 encuestas nacionales en 145 países y territorios.

En 2001, la OMS calculó que el 82,5% de adolescentes eran sedentarios. Asimismo, se evidencia que son las niñas las que menos actividad física realizan, 85% frente al 79% de los niños, muchas veces debido a cuestiones culturales como la falta de programas de fomento del deporte entre chicas o la escasez de instalaciones para ellas.

Según la investigación de la OMS, uno de los principales factores que explica la falta de actividad generalizada es la irrupción de las pantallas, que han cambiado los hábitos de los más jóvenes, volviéndolos menos activos.
Por otro lado, cabe señalar que la inactividad afecta igualmente a países ricos y pobres. En el Perú, la tendencia se ha mantenido desde 2001 en 84,7%. No se han visto mejoras desde entonces.

Para Alejandro Ortega, médico traumatólogo de la Clínica Javier Prado, hay muchos factores que propician el sedentarismo.

“Desde el punto de vista social, no se tiene la costumbre de hacer ejercicio: un niño que nunca ha visto a su padre ejercitarse, tampoco lo va a hacer. Por el lado de la educación, muchas personas no toman conciencia sobre su salud; por ejemplo, ven a la obesidad como un problema estético y no como una enfermedad”, explica el especialista a El Comercio.
Por otro lado, Ortega recalca que es tan beneficioso para la salud de los niños practicar deportes como realizar otro tipo de actividades recreacionales.

Asimismo, la buena noticia es que nunca es tarde para comenzar a ejercitarse. “Lo ideal es practicarlo desde niño, pero es mejor comenzarlo a los 30 o 40 que nunca hacerlo. Aunque en este caso sería mejor estar guiado por un profesional de la salud, porque de lo contrario puede haber lesiones”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *