EUROPA

¿Se está quedando sin dinero la impresora de billetes más grande del mundo?

De La Rue, la compañía inglesa encargada de imprimir billetes y pasaportes para varios países del mundo, emitió una advertencia sobre su incierto futuro.

Es muy común que ahora casi todos los pagos que la gente realiza sean digitales, pero hay muchos que aún consideran que el dinero en efectivo sigue siendo un símbolo de seguridad económica en tiempos de incertidumbre.

Los billetes del dólar australiano

La compañía De La Rue ha sido la encargada de imprimir billetes para el Banco de Inglaterra y otros 140 países desde 1860, por ello se la considera la impresora de dinero más grande del mundo. Ha diseñado el 36% de todos los billetes que se encuentran en circulación.
Además de imprimir billetes, la compañía también se hizo cargo de diseñar e imprimir pasaportes para 40 países, incluyendo el Reino Unido, según publica la compañía de investigación de inversiones Edison Group.

Sin embargo, cuando se pensaba que todo iba bien, se hicieron más populares la implementación de pagos digitales, el dinero digital además del impacto del horizonte económico que pintaba el Brexit para el Reino Unido. Esto jugó un papel importante para que la compañía obtenga y reporte resultados financieros nada alentadores del 2019-2020, perdiendo el 20% de su valor.

A pesar de que De La Rue tiene aún contratos importantes, no hay duda de que ha sufrido dos reveses importantes en los últimos años poniendo en peligro su futuro. En 2018, la compañía perdió el contrato para imprimir los nuevos pasaportes del Reino Unido después de que el Brexit se completara. Este contrato fue firmado por la empresa alemana Gemalto.
Asimismo, la compañía perdió 18 millones de libras esterlinas —aproximadamente 23,6 millones dólares— el año pasado luego de que el Banco Central de Venezuela no pudiera pagar por sus servicios.

En los últimos años, la impresora más grande del mundo ha invertido mucho en la creación de billetes de polímero que son más difíciles de falsificar y creó el primer billete de polímero de Inglaterra.

Los analistas presumen que, en el peor de los casos, esta compañía podría ser vendida a socios del Gobierno del Reino Unido, aunque esperan que la impresora de dinero más grande del mundo pueda superar las dificultades que atraviesa actualmente.
A pesar del aumento en los pagos online, se espera que el mercado de dinero en efectivo continúe creciendo. La cantidad de billetes en circulación aumentaría anualmente entre 3% y 4% excediendo las tasas de crecimiento del producto interno bruto en la mayoría de las áreas, según publica Edison Group.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *