EE.UU

Comisión Judicial de la Cámara escuchará evidencia antes de votación sobre juicio político

Abogados demócratas y republicanos presentarán pruebas el lunes a los miembros de la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes de Estados Unidos a medida que el panel avanza hacia una posible votación esta semana sobre artículos de juicio político contra el presidente Donald Trump.

La audiencia está programada para incluir presentaciones de abogados tanto de la Comisión Judicial como de la Comisión de Inteligencia de la Cámara.

La Casa Blanca no participará. El abogado de la Casa Blanca, Pat Cipollone, criticó la investigación de juicio político que se desarrolla en la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, como «completamente infundada» y calificó los posibles artículos de juicio político como «un abuso imprudente del poder».

Trump publicó tweets el domingo calificando el proceso como una «caza de brujas», un «engaño», y como carente del debido proceso, al tiempo que compartía numerosas publicaciones de otros que decían que estaba siendo tratado injustamente.

Los demócratas dicen que la evidencia contra el presidente es clara.

El presidente de la Comisión Judicial, Jerrold Nadler, dijo a CNN que Trump sería declarado culpable en «tres minutos» si enfrentaba cargos ante un jurado de un tribunal penal por haber abusado de su cargo al solicitar a Ucrania que investigara a uno de sus principales candidatos demócratas presidenciales 2020, exvicepresidente Joe Biden.

Nadler dijo que, si Trump «tuviera alguna evidencia exculpatoria», lo haría saber en lugar de rechazar la participación en las audiencias.

No está claro cuántos artículos de juicio político los demócratas planean presentar contra Trump, pero Nadler dijo que la Comisión Judicial podría votar sobre ellos antes de fin de semana.

El asunto luego pasaría a la Cámara de Representantes en pleno, donde se esperaría ampliamente que su mayoría demócrata los aprobara, ya en el receso de Navidad, enviando el proceso de juicio político al Senado liderado por los republicanos para un juicio en enero. Dos tercios del Senado tendrían que votar para condenar a Trump y destituirlo de su cargo, lo que sigue siendo poco probable dado el apoyo que retiene entre los miembros de su partido.

Hay cierta división entre los demócratas acerca de si limitar los artículos de juicio político a las acusaciones de que Trump abusó de su poder al pedirle ayuda a un gobierno extranjero en una elección de los EE.UU. o expandirse para incluir acusaciones de que Trump intentó obstruir la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la interferencia rusa en las elecciones de 2016.

Trump podría ser el tercer presidente estadounidense en ser llevado a juicio político, después de Andrew Johnson a mediados del siglo XIX y Bill Clinton hace dos décadas, aunque ambos fueron absueltos en los juicios del Senado y permanecieron en el cargo. El presidente Richard Nixon renunció en 1974 ante la posibilidad cierta de un juicio político por el caso de encubrimiento de corrupción política conocido como el escándalo de Watergate.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *