ORIENTE MEDIO

Once soldados de EEUU resultaron heridos en el ataque con misiles en Irak el 8 enero

Once soldados estadounidenses fueron tratados por síntomas de conmoción cerebral tras el ataque iraní con misiles del 8 de enero a una base iraquí donde estaban estacionadas las fuerzas de EEUU, dijo el jueves el ejército estadounidense, después de decir inicialmente que ningún miembro del servicio había resultado herido.

“Aunque ningún miembro del servicio militar estadounidense murió en el ataque iraní del 8 de enero a la base aérea de Al Asad, varios fueron tratados por los síntomas de conmoción cerebral causados por la explosión y todavía están siendo evaluados”, dijo el capitán Bill Urban, portavoz del Comando Central de los Estados Unidos, en un comunicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *