ARGENTINA

Cerraron la causa penal contra los trabajadores de Kimberly Clark

La misma Unidad Fiscal de Quilmes que ordenó su desalojo y detención, finalmente archivó la causa contra los trabajadores de Kimberly Clark por la toma de la planta papelera de Bernal y terminó con la persecución judicial.

El 27 de mayo pasado, la Unidad Fiscal de Quilmes archivó la causa contra los trabajadores de Kimberly Clark por la toma de la planta papelera de Bernal.

En diciembre de 2019, el apoderado de la multinacional, Nicolás Durrieu, realizó una denuncia por usurpación de la papelera que la compañía posee en la localidad bonaerense de Bernal.

El principio del conflicto radica en septiembre del año pasado, cuando anunciaron el cierre de la planta por un «Plan de Reestructuración Global», anunciado en 2018. En octubre presentaron un pedido de procedimiento preventivo de crisis para conseguir despedir a 209 trabajadores, que también terminó desestimado y archivado.

Los obreros mantuvieron la toma de la fábrica tras ser despedidos en busca de lograr una «reestructuración productiva» a través de una plan de reactivación elaborado por ellos y así evitar la pérdida de los puestos de trabajo.

El 4 de diciembre, tras la denuncia por usurpación, la policía desalojó a los operarios violentamente portando armas de fuego dejando la planta en manos de los denunciantes. Según consignó Prensa Obrera, la misma fiscal que ordenó su desalojo estableció antes de ayer que «se procede al archivo de la presente causa y la destrucción del expediente en el 2030», lo que significa el cierre de la causa y la extinción de la persecución penal.

Resta resolver qué va a pasar con la planta y sus trabajadores despedidos que en sus redes sociales le piden al gobierno «que deje de mirar para otro lado, hay una fábrica con toda la maquinaria para volver a ser una fuente de empleo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *