EUROPA

El rey de Bélgica lamenta por primera vez el pasado colonial del país

El rey Felipe de Bélgica lamentó por primera vez en una carta al presidente del Congo, Felix Tshisekedi, el sufrimiento causado a los congoleños durante el período en que ese país era propiedad de su antepasado Leopoldo II y luego, cuando fue una colonia belga.

El mensaje fue enviado con motivo del 60 aniversario de la independencia del Congo lograda en 1960.

«En la época del Estado Independiente del Congo se cometieron actos de violencia y crueldad que siguen pesando en nuestra memoria colectiva», escribió el monarca, al abordar el periodo de 1885 a 1908, cuando el país perteneció a Leopoldo II.
Según Felipe de Bélgica, «el periodo colonial siguiente también causó sufrimiento y humillación».

Anteriormente, los líderes de los principales partidos belgas acordaron formar una comisión especial en el Parlamento, que debería esclarecer el pasado colonial de Bélgica en medio de las actuales protestas contra el racismo y la profanación de monumentos al rey Leopoldo II.

Se espera que la comisión comience a trabajar a partir de septiembre, pero la recopilación de información empezará en los próximos meses, y las autoridades confían en que su labor reduzca las tensiones en la sociedad belga.

Los monumentos al rey Leopoldo II de Bélgica, conocido por sus políticas brutales en el Congo en el siglo XIX, fueron atacados y profanados en las recientes protestas contra el racismo tras el asesinato en EEUU por un policía blanco del afroamericano George Floyd.
En varias ciudades belgas, incluidas Bruselas y Amberes, unos desconocidos rociaron las estatuas con pintura roja y pintaron la frase: «¡No puedo respirar!», que recoge las últimas palabras pronunciadas por el fallecido Floyd cuando un policía le presionó el cuello con la rodilla durante su detención.

Además, los activistas recogieron firmas para retirar de las calles y plazas de Bruselas todos los monumentos que representan al rey colonizador, cuyas imágenes ya habían sido profanadas en Bélgica en otras ocasiones.

Leopoldo II es criticado por el genocidio de la población congoleña en el siglo XIX, cuando su gobierno provocó la muerte de varios millones de africanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *