EUROPA

A la espera del Nord Stream 2: ¿cuáles son las alternativas para hacer llegar el gas ruso a Europa?

Los últimos acontecimientos políticos sugieren cada vez más que la construcción del gasoducto Nord Stream 2 entre Rusia y Alemania posiblemente no llegue a completarse en el primer trimestre de 2021.

A pesar de estos pronósticos poco optimistas, el gigante ruso Gazprom dispone de suficiente capacidad para incrementar sus exportaciones de combustible azul.

Las convulsiones políticas de los últimos años en Ucrania han puesto en peligro los suministros de gas ruso a Europa en numerosas ocasiones. Para evitar posibles riesgos, Rusia —el mayor proveedor de Europa— y Alemania —el mayor consumidor— han empezado a enlazar sus sistemas de gasoductos a través del mar Báltico, evitando países intermediarios. Se trata del proyecto Nord Stream, cuyo segundo tramo se está construyendo en estos momentos.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, hasta ahora ha resistido a la presión de la Administración Trump que busca sacar a Rusia del mercado europeo y ocupar su lugar. No obstante, el caso Navalni ha dado a Washington la excusa perfecta para exigir a Berlín que abandone el proyecto con Moscú.

Ucrania, el problemático ducto de Europa
El acuerdo entre Moscú y Kiev, firmado a finales del 2019, garantiza el tránsito de 65.000 millones de metros cúbicos de gas ruso hacia Europa Central a través de Ucrania durante 2020 y 40.000 millones de metros cúbicos en los próximos cuatro años. Cuando las partes firmaron aquel documento, la estrategia de Gazprom estaba clara: una vez completado el gasoducto Nord Stream 2, la empresa utilizaría menos el sistema de tránsito ucraniano de gas.

En 2021, la UE podrá adquirir a Ucrania un volumen adicional de entre 10.000 millones y 30.000 millones de metros cúbicos de gas ruso, si se registra una buena demanda en el mercado europeo y el precio de este tipo de hidrocarburos es atractivo, estima el analista ruso Alexandr Sobkó.
Las reservas acumuladas en los almacenes de Europa será el importante factor que pesará sobre el volumen de las exportaciones rusas en el futuro. En 2020, las respectivas instalaciones europeas y ucranianas han estado llenas gracias a los comerciantes europeos que buscaron comprar más gas ruso, aprovechándose de sus precios bajos. Actualmente, los almacenes ucranianos acumulan unas reservas récord de 24.000 millones de metros cúbicos y próximamente su volumen podrá aumentar aún más hasta alcanzar los 28.000 millones.

Todos los países por los que transitan el gas ruso a Europa —Ucrania, Polonia y Turquía— son partes negociadoras con las que Rusia tiene complicado llegar a un acuerdo. Por ello, el gigante se verá obligado a maniobrar eficazmente en estos tres frentes para poder incrementar sus exportaciones de combustible azul, concluye el periodista.

Turk Stream, la alternativa sur
Para satisfacer la creciente demanda en Europa, Gazprom podrá suministrar el excedente del combustible azul transportado a través de Turquía. De esta manera la empresa podrá llegar a minimizar el volumen transitado a través de Ucrania.

No es un secreto que el segundo tramo del gasoducto Turk Stream tiene como objetivo abastecer con el gas ruso a los países situados en el sur de Europa. En el futuro próximo esta infraestructura gasística debería alcanzar Serbia y llegar, a finales del 2021, hasta Hungría. Este último, de hecho, es actualmente uno de los mayores consumidores del gas ruso en Europa.

Si bien en estos momentos es difícil pronosticar qué volumen Rusia exportará en 2021, Sobkó destaca que los envíos podrían alcanzar un total de 170.000 millones de metros cúbicos, según las proyecciones más optimistas. De esta cifra, 155.000 millones de metros cúbicos se destinarán a Europa y 15.000 millones a Turquía.
En cuanto a los suministros para el país otomano, en 2021 Rusia las tiene todas para marcar una leve recuperación, destaca el autor del artículo. Se prevé que en 2020 Gazprom envíe menos de 10.000 millones de metros cúbicos de gas a Turquía frente a los 14.500 millones y los 24.000 millones que suministró en 2019 y 2018 respectivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *