ARGENTINA

Según el INDEC, el PBI cayó un 19,1% en el segundo trimestre

El ministro de Economía, Martín Guzmán, presentará este martes el Presupuesto 2021 en el Congreso.

El Producto Bruto Interno (PBI) de Argentina cayó un 19,1% en el segundo trimestre, siendo la mayor contracción de la historia, según los datos que informó este martes el INDEC. Estos datos son incluso peores que los registrados en el año 2002, cuando el PBI tuvo una caída interanual del 16,3%. La cuarentena estricta producto de la pandemia profundizó una recesión económica que el país lleva acumulando desde hace varios años.

Esta retracción también superó a la crisis financiera mundial del 2009, que mostró una caída de 11,3% en la economía argentina, o incluso a la inestabilidad cambiaria durante la gestión macrista, que tuvo caídas del 6,2% del Producto Bruto Interno nacional. En total, el PBI del segundo trimestre del 2020 fue del $606.993 millones. Todos los indicadores reflejaron abruptas caídas, el peor fue el de la inversión con un decrecimiento del 38,4% a nivel interanual.

En tanto, las importaciones cayeron un 30,1%, las exportaciones un 11,7%, el consumo privado un 22,3% y el consumo público un 10,1%. Por otra parte, el peor sector fue el de la industria Hotelera y Restaurantes, con una caída del 73,4%. La Construcción tuvo una recesión del 52,1%, la industria del 20,8% y el comercio mayorista y minorista, y reparaciones del 16,9%. Estos números ya habían sido pronosticados por el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE).

Este martes, el ministro de Economía, Martín Guzmán, irá al Congreso de la nación para presentar el Presupuesto 2021 e intentar recuperar la confianza en el mercado, en un contexto de plena incertidumbre. Según las estimaciones oficiales, si la pandemia logra contenerse, el año próximo habría una recuperación del 5,5% del PBI (luego de caer 12% este año); la inflación sería de 29% aproximadamente (20 puntos menos de lo que estimó el mercado) y el dólar oficial sería de 102,4%.

El déficit fiscal sería menor al registrado este año aunque todavía alto (del 4,5% del PBI, que equivale a 1,7 billones de pesos y serían financiados en un 60% con emisión monetaria del Banco Central). El presupuesto tiene como objetivo mejorar el consumo privado (5,5%), el público (2%) y la inversión (18,1%). Por otra parte, las exportaciones mejorarían un 10,2% interanual mientras que las importaciones subirían un 16,3%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *