DEPORTES

El rugby vuelve a la acción con una final de Copa extraña

Alcobendas y El Salvador dan el pistoletazo de salida a la temporada en el partido por el título (12:30, TDP) de Burgos, que tenía que haber sido en Zamora el 26 de abril.

La Copa de nunca acabar se resolverá finalmente este domingo (12:30, TDP) en Burgos. La pandemia postergó la final, inicialmente prevista para el 26 de abril, durante meses y acabó obligando a Zamora, sede inicial, a rechazar su organización. Así, Alcobendas y El Salvador se medirán en San Amaro, que sólo acogerá 194 personas (la Federación ha repartido 60 entradas a cada uno de los clubes, que las han sorteado entre su afición) entre espectadores, compromisos federativos, personal y prensa.

Ambos equipos han tenido que pasar las pertinentes pruebas PCR. El madrileño Alcobendas defiende el título conseguido el año pasado ante el Barça en el Central de Madrid, el primero de su historia; el vallisoletano El Salvador, recuperar la Copa, que no gana desde 2016, para una de las plazas fuertes del rugby nacional.

La final supone el pistoletazo de salida a un nuevo curso marcado por la incertidumbre que genera el coronavirus. La última temporada de División de Honor, interrumpida abruptamente por la llegada del patógeno a España, tuvo que resolverse en los despachos y esta arrancará el próximo fin de semana con los clubes tocados por la situación económica y las dudas propias de los deportes minoritarios en lo que a su capacidad para cumplir con los protocolos sanitarios se refiere. De hecho el Bathco de Santander anunció el viernes que renunciaba a su plaza porque no cuadran los números.

«Jugar una final siempre ilusiona. Volvemos a hacer lo que nos gusta, jugar al rugby», celebra Juan Carlos Pérez, entrenador de El Salvador. «Defender mucho y cometer pocos errores», clave para Tiki Inchausti, preparador de Alcobendas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *