ASIA Y OCEANÍA

Rusia «responderá adecuadamente» al despliegue por EEUU de misiles en Asia-Pacífico

Rusia dará una respuesta adecuada al despliegue por Estados Unidos de misiles de alcance medio y más corto en Asia-Pacífico, declaró el embajador ruso en EEUU, Anatoli Antónov.

«Ayer volvieron a confirmarlo [el despliegue de misiles] y claro que Rusia responderá adecuadamente», dijo Antónov en una entrevista con el Canal 1 de la televisión rusa.
El diplomático explicó que si esos misiles llegan a ser desplegados en la zona de Asia-Pacífico podrán alcanzar el territorio de Rusia, y además, su alcance «afecta los objetivos de disuasión nuclear táctica de Rusia».

También recordó que en febrero de 2019 Rusia se comprometió a no desplegar misiles de alcance medio y más corto mientras no lo haga EEUU en tal o cual región.
El enviado especial de EEUU para el control de armas, Marshall Billingslea, había declarado al medio japonés Nikkei que Washington debatirá con algunos de los países de Asia sobre el fortalecimiento de las medidas de defensa de los aliados ante la creciente amenaza por parte de China, incluida la posibilidad de despliegue de misiles de alcance medio y más corto con lanzamiento desde tierra.

Necesidad del diálogo
Rusia en vano intenta convencer a los políticos en Estados Unidos de la necesidad del diálogo y no de la carrera armamentista, declaró Antónov.

«Hasta ahora resultan vanos los intentos de Rusia de convencer por lo menos a los políticos estadounidenses clave —los que responden por el control de armamento— de la necesidad del diálogo», dijo.
El embajador afirmó que Estados Unidos y Rusia se van acercando cada vez más a la carrera armamentista.

Según comentó el Consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Robert O’Brien, la propuesta del presidente ruso, Vladímir Putin, de extender incondicionalmente por un año el tratado START III sin congelar el número de ojivas nucleares, no es la solución del problema.

O’Brien dijo confiar en que Rusia revise su postura antes de que «comience la costosa carrera armamentista».
Mediante el Nuevo Tratado START, conocido también como START III, EEUU y Rusia se comprometieron a reducir sus arsenales hasta 700 misiles desplegados, 1.550 ojivas nucleares y 800 vehículos correspondientes, desplegados y en reserva, para el 5 de febrero de 2018.

Suscrito en 2010, el acuerdo entró en vigor en 2011 por un periodo de diez años, prorrogable por cinco años. Si no se renueva, expirará en febrero próximo.

Las conversaciones ruso-estadounidenses para extender el tratado se han atascado debido a los recelos recíprocos sobre el desarrollo de nuevas armas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *