ORIENTE MEDIO

Pese a visita de Netanyahu, Arabia Saudita se negaría a la normalización

El primer ministro Benjamín Netanyahu y el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo esperaban un avance en la normalización de relaciones entre Israel y Arabia Saudita durante la reunión del mandatario israelí con el príncipe heredero de Riad, Mohammed bin Salman, pero sus esperanzas se vieron frustradas, informó este lunes el Canal 12 israelí.

Fuentes israelíes y saudíes confirmaron el viaje de Netanyahu a Arabia Saudita el domingo por la noche. Un asesor del gobierno saudí especificó que la reunión, que duró varias horas, se centró en Irán y el establecimiento de relaciones diplomáticas entre Riad y Jerusalén, de acuerdo a un reporte de The Wall Street Journal citado por los medios israelíes.

Sin embargo, un alto funcionario israelí no identificado dijo esta noche a la emisora pública Kan y al Canal 12 que no se espera ningún avance en el futuro próximo, reportó The Times of Israel.

“A pesar de los esfuerzos de Netanyahu y Pompeo por convencerlos, los saudíes dejaron claro que, por el momento, no están dispuestos a dar el paso, por lo que no se puede esperar otra ceremonia [de normalización] en un futuro próximo”, dijo el funcionario al Canal 12.

“No se espera ningún avance hacia un acuerdo. No sucederá tan rápido”, dijo a Kan.

Mientras tanto, el canciller de Arabia Saudita negó que Netanyahu o cualquier otro funcionario israelí hubiese participado en una reunión con el príncipe heredero.

“He visto informes de prensa sobre una supuesta reunión entre su alteza real el príncipe heredero y funcionarios israelíes durante la reciente visita de @SecPompeo. No ocurrió tal reunión. Los únicos funcionarios presentes eran estadounidenses y saudíes”, escribió el ministro de Exteriores en un mensaje de Twitter.

Fuentes israelíes confirmaron al Canal 12 que los saudíes se han molestado por la revelación de la reunión. Sin embargo, según el sitio de noticias Ynet, que citó a dos funcionarios involucrados en las conversaciones, el príncipe heredero saudí no se opuso a que se publicitara la reunión.

La oficina de Netanyahu no ha hecho comentarios sobre el viaje. El primer ministro no confirmó ni negó el acontecimiento durante una reunión del Likud.

“No he comentado estos asuntos durante años y no voy a empezar ahora”, dijo a pregunta expresa sobre el viaje. “Sólo puedo decirles que en todos mis años como primer ministro no he escatimado esfuerzos para fortalecer al Estado de Israel y ampliar el círculo de la paz”.

Según los informes, el primer ministro no informó al jefe de Estado Mayor de las FDI, Aviv Kohavi, ni a otros oficiales de seguridad sobre su viaje secreto y su reunión con el príncipe heredero, a pesar de que el secretario militar del primer ministro le acompañó en el viaje.

Netanyahu ha sido criticado por haber partido a un país oficialmente designado como enemigo sin informar a muchos de los líderes del país, entre ellos el ministro de Defensa Benny Gantz y el canciller israelí Gabi Ashkenazi.

Tampoco designó a nadie como su sustituto. Si algo hubiera sucedido, gran parte de los dirigentes se habrían sorprendido por la ausencia del primer ministro.

La reunión ha intensificado las tensiones entre Netanyahu y Gantz, quien afirmó anteriormente que la revelación del viaje secreto del primer ministro fue “irresponsable” y debería preocupar a los ciudadanos de Israel, implicando que la noticia se publicó con fines políticos partidistas de Netanyahu.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *