ORIENTE MEDIO

Papa Francisco visitó la catedral de Bagdad, blanco del peor atentado contra cristianos en 2010

«Los hermanos y hermanas que murieron en el atentado terrorista en esta catedral hace diez años y cuya beatificación está en proceso», dijo el sumo pontífice.

Tras su llegada a Irak y su discurso en el Palacio gubernamental, el papa Francisco se dirigió a los cristianos desde la catedral de Nuestra Señora de la Salvación, objetivo en 2010 de un terrible ataque en el que murieron 53 fieles, quien además firmó el libro de honor de la iglesia con un mensaje de paz.

Ante un grupo reducido de personas, debido a las restricciones impuestas por razones de seguridad y por la pandemia del coronavirus, el pontífice recordó a los «hermanos y hermanas que murieron en el atentado terrorista en esta catedral hace diez años y cuya beatificación está en proceso».

Además, agradeció al clero iraquí por su «presencia» y «cercanía» con los cristianos de Irak, que son unos 400.000 en un país de 40 millones de personas. Sobre las injerencias extranjeras, Francisco llamó a las «naciones» a no imponer sus «intereses políticos o ideológicos» en Irak.

A continuación, viajará a Nayaf, Ur, Erbil, Mosul y Qaraqosh. En cada etapa, sólo verá a pocos centenares de fieles, salvo por la misa del domingo en un estado del Kurdistán, en presencia de varios miles. El sábado, y por primera vez en la historia, el papa será recibido en la ciudad santa de Nayaf por el gran ayatolá Alí Sistani en persona, un hombre de salud frágil de 90 años que no suele aparecer en público, informó AFP.

Bagdad aseguró haber adoptado todas las medidas de seguridad «terrestres y aéreas». Y, muestra de una inesperada calma en las tensiones entre Irán y Estados Unidos en Irak, uno de los grupúsculos que suele revindicar disparos de cohetes contra intereses estadounidenses anunció una tregua durante la visita papal.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *