EE.UU

En Florida, muertes por covid-19 ya superan las 20,000

Los casos de coronavirus en Florida llegaron el sábado a 1,116,973 luego de reportarse 10,577 nuevos positivos y 71 fallecimientos adicionales de residentes en el estado, con lo que el número total de muertes pasó de 20,000, informó el Departamento de Salud.

En total, se reportaron los resultados de 150,682 pruebas con una tasa de positividad de del 7.91 por ciento, con lo que ha estado por encima del 7% desde el 27 de noviembre.

En los últimos siete días se ha notificado de 67,265 nuevos casos: 10,577 el sábado, 11,699 el viernes, 11,355 el jueves, 9,592 el miércoles,7,985 el martes, 7,711 el lunes y 8,436 el domingo. El promedio de positivos al COVID-19 de la última semana es de 9,609 por día.

Miami-Dade ha tenido hasta ahora 255,462 positivos y Broward 119,429. Los dos condados son los que tienen el mayor número de personas infectadas en el estado, donde ya han muerto 19,785 residentes por el COVID-19. Otras 264 personas no residentes en el estado han muerto en Florida, para un gran total de 20,049.

En Miami-Dade han fallecido 3,965 personas por el COVID-19 y en Broward 1,730.

Las primeras dosis pudieron haber llegado al aeropuerto de Chicago, pero qué significa esto para los millones de personas que esperan la cura.

Además, el condado Palm Beach ha tenido 72,247 casos positivos, mientras que Monroe acumula 3,797. En el estado, 57,986 personas han sido hospitalizadas durante este brote, lo que no quiere decir que todas estén hospitalizadas en este momento.

En el centro del estado, el condado Hillsborough registra 64,999 casos y Orange tiene 63,281 casos confirmados de COVID-19. En el suroeste, el condado Lee registra 34,177 positivos y el condado Collier 19,854.

La alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, y los alcaldes de dos ciudades de ese condado instaron este sábado al Gobierno federal y al Congreso a aprobar “cuanto antes” un nuevo paquete de estímulo económico, ante la grave situación social existente en esta zona del sur de Florida por la pandemia.

“Necesitamos ayuda más que nunca”, dijo Levine Cava, quien indicó que la recibida antes fue un “salvavidas”, pero ya se agotó y, según datos estadísticos, Miami-Dade, con casi 3 millones de habitantes, de los cuales casi un 70 % hispanos, es una de las áreas con mayor inseguridad alimentaria del país.

Las negociaciones para un segundo paquete de estímulo económico avanzan en el Congreso, pero esta vez el plan bipartidista no incluiría cheques personales de 1.200 dólares como en el primero, según reportes este fin de semana.

Levine Cava, que padece COVID-19 y está en cuarentena, compareció virtualmente en una rueda de prensa que los alcaldes Francis Suárez, de Miami, y Dan Gelber, de Miami Beach, realizaron en persona en un punto de esta última ciudad donde realizaban un reparto gratuito de alimentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *