OPINIÓN

¿Qué opina el sector conservador mexicano sobre la regulación de la marihuana?

La legalización de la marihuana en un país conservador como México ha provocado un debate a nivel nacional sobre los posibles beneficios y efectos negativos que podría tener.

Los legisladores en México votaron para legalizar el uso de marihuana recreativa el pasado 10 de marzo. Con 316 votos a favor, 129 en contra y 23 abstenciones, la iniciativa fue aprobada y ahora se dirige a los senadores para una segunda ronda de deliberaciones.

Los senadores ya habían votado para aprobar la iniciativa en noviembre de 2020, pero los diputados hicieron cambios al proyecto de ley. Se espera que los legisladores revisen los cambios realizados y finalicen el debate.

La ley despenaliza el uso recreativo de la marihuana en lugares y hogares designados para mayores de 18 años. También permite a los ciudadanos llevar hasta 28 gramos (1 onza) y poseer de seis a ocho plantas en sus hogares. Así mismo, abre la industria a importantes inversiones y negocios en México.

En términos de criminalidad, la iniciativa espera golpear el financiamiento del crimen organizado en México y ayudar a los condenados por delitos menores relacionados con la marihuana.

Sin embargo, el proyecto de ley ha recibido críticas de detractores que han denunciado la iniciativa, que ha sido impulsada en gran medida por el partido político Morena.

En noviembre de 2020 los senadores aprobaron el proyecto de ley pese a los 18 votos en contra. De esos 18 votos, una gran mayoría fueron emitidos por el Partido Acción Nacional (PAN). El partido conservador y de derecha ha sido uno de los principales oponentes a la agenda política del partido Morena.

La legalización de la marihuana en un país conservador como México ha generado algunas preocupaciones sobre cómo los legisladores están abordando el tema.

El senador nacional independiente, Emilio Álvarez, compartió su opinión con la Agencia Anadolu, ya que fue uno de los 18 senadores que votaron en contra de la iniciativa, porque desde su perspectiva los cambios planteados al proyecto de ley no resuelven el tema del libre desarrollo de la personalidad.

“Creo que la herencia prohibicionista y punitiva sigue pesando en la mente de algunos legisladores. La concepción de la marihuana como la gran amenaza sigue vigente; todavía se ve como un elemento de perdición social y moral”, indicó Álvarez.

Al acercarse a la legalización de la marihuana, la moralidad podría pesar en la mente de una población religiosa como la mexicana.

Según el último censo de 2020, más de 97 millones de mexicanos se identificaron como católicos, lo que lo convierte en el credo más destacado entre los mexicanos, con el 82,7% de la población.

“Lo que sabemos del cannabis en cuanto a sus efectos sobre el ser humano no es aceptable por la iglesia en cuanto a su uso recreativo. Lo que sabemos es una afectación que es totalmente perjudicial para la persona y todo su entorno: familiar, educativo, laboral, social, etc.”, dijo Alfonso Gerardo Miranda Guardiola, obispo auxiliar de la ciudad de Monterrey.

Los trastornos de salud mental se han relacionado con el uso persistente de la marihuana, según sus detractores. Pero un estudio de 2014 de Wayne Hall, director del Centro de Investigación de Abuso de Sustancias Juveniles de la Universidad de Queensland, que investigó la planta en las últimas dos décadas, estudió los efectos adversos para la salud del consumo recreativo de cannabis y concluyó que no era del todo cierto tal relación.

«Es difícil decidir si el consumo de cannabis ha tenido algún efecto sobre la incidencia de la psicosis, porque incluso si la relación fuera causal, el consumo de cannabis produciría un aumento muy modesto en la incidencia», escribió Hall en su informe.

El estudio encontró un aumento en los informes de ansiedad, depresión y episodios psicóticos entre usuarios «ingenuos» y aquellos con antecedentes de salud mental. El estudio también encontró que el uso regular de la marihuana en la adolescencia parecía duplicar el riesgo de ser diagnosticado con esquizofrenia, y algunos investigadores insistieron en que no existía una causalidad y que podría explicarse muy bien por factores de riesgo compartidos.

Sin embargo, para el clero mexicano tales hallazgos parecen representar una relación causal entre el consumo de marihuana y los efectos a largo plazo, lo cual es más que suficiente para seguir criminalizando su uso en lugar de regularlo e informar a la población de los posibles peligros del consumo irresponsable.

Para Ángeles Bravo, directora del Frente Nacional de la Familia en el estado de México, proyectos de ley como este representan una amenaza para la sociedad y los valores mexicanos en general.

«Hoy hablamos de marihuana, mañana vamos a hablar de aborto, pasado mañana vamos a hablar de la prohibición de la libertad de expresión. Todas estas leyes hay que leerlas juntas porque tienen una agenda. Parece ser un ataque a la familia», advirtió Bravo.

La organización conservadora sin fines de lucro fue creada como respuesta a la iniciativa del entonces presidente, Enrique Peña Nieto, de legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo e instruir a las dependencias para que comenzaran a integrar la diversidad sexual y el contenido antihomofóbico en el plan de estudios de las escuelas públicas.

Bravo denunció un esfuerzo del actual Gobierno por desmantelar el núcleo familiar a través de leyes como la legalización del cannabis, la despenalización del aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo. Un contexto donde el PAN ha sido la única fuerza opositora que queda.

«En el estado de México se prohibieron las terapias de conversión, se modificó el código penal con una de las leyes más restrictivas del mundo, con sanciones para los padres de tres a seis años por llevar a sus hijos a terapia psicológica porque el niño tiene dudas sobre su identidad sexual. Esa es una de las cosas más restrictivas a nivel mundial, y los únicos que votaron en contra fue el PAN», sostuvo Bravo.

En octubre del año pasado, los legisladores consideraron que someter a jóvenes que se identifican como homosexuales a terapias de conversión «atenta contra la dignidad humana y tiene el efecto de prevenir, menoscabar o anular el reconocimiento o ejercicio de los derechos fundamentales en condiciones de equidad e igualdad de oportunidades y trato de las personas».

Bravo señaló que los legisladores del PAN fueron los únicos del país en oponerse a la criminalización de las terapias de conversión.

La funcionaria señaló que legisladores políticos de alto perfil se han sumado a causas conservadoras y de derecha como la suya, y mencionó a Juan Carlos Romero Hicks y a Madeleine Bonnafoux Alcaraz, los legisladores federales detrás de movimientos sociales como el Frente Nacional para la Familia.

Los dos diputados votaron contra la legalización de la marihuana.

«Abordar una discusión de derechos desde la lógica de la moral es imponer una visión de la sociedad y una conducta a los demás. El Estado no puede legislar y regular con base en la moral. Tiene que hacerlo con base en el ejercicio del derecho de todos», reiteró Álvarez.

Álvarez, que votó en contra del proyecto de ley, dijo que aunque el proyecto de ley es un buen primer paso, todavía hay muchos problemas con la legislación. Después de todo, la marihuana seguirá siendo ilegal en el país, ya que la cantidad legal es de 28 gramos, mientras que cantidades mayores serán sancionadas por la ley.

No solo eso, la iniciativa, según el senador, deja a los agricultores a expensas de las grandes empresas y de los inversores extranjeros, y la industria del cannabis será dominada por empresarios adinerados.

«Sin estímulos para los pequeños productores, el mercado mismo ampliará las inequidades», advirtió Álvarez.

Según el senador, aunque el debate avanza hacia la dirección correcta, se basa principalmente en perspectivas morales y en una posición punitiva para los usuarios, lo que perpetúa problemas importantes en el país incluso después de que el Senado decida legalizar el cannabis recreativo.

*Juan Felipe Vélez Rojas contribuyó con la redacción de esta nota.

Por: Jorge Antonio Rocha.

LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE COORDENADA INFORMATIVA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.