ORIENTE MEDIO

Bennett se reúne con Netanyahu este viernes; el sábado, con Lapid

El líder del partido Yamina, Naftali Bennett, se reunirá el viernes con el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu para mantener negociaciones sobre la posible formación de una coalición de gobierno.

Después, el sábado por la noche, Bennett se reunirá con el líder de Yesh Atid, Yair Lapid, con el mismo propósito, dijo Yamina en un comunicado el jueves.

Tanto el bloque de partidarios de Netanyahu como el bloque anti-Netanyahu están compitiendo por el respaldo de Yamina, que es crucial para reunir una mayoría de 61 miembros en la Knéset.

Después de las elecciones, Bennett ha estado exigiendo ser el nuevo primer ministro en un acuerdo de poder compartido con Lapid o Netanyahu, a pesar de que su partido solo tiene 7 escaños en la Knéset. El Likud de Netanyahu ganó la mayor cantidad de escaños en las elecciones, 30, mientras que Yesh Atid es el segundo partido más grande con 17.

Lapid se reunió el jueves con líderes de la alianza de partidos árabes israelíes Lista Conjunta. Los líderes de la Lista Conjunta no se comprometieron a brindarle su apoyo y reiteraron que no considerarán recomendar a Lapid a menos que reciba las recomendaciones de otros 55 diputados.

A la reunión no asistió el jefe de Balad, Sami Abou Shahadeh, quien ha dicho que su facción dentro de la Lista Conjunta no recomendará a nadie para primer ministro. Se espera que los 5 diputados restantes del partido respalden a Lapid como primer ministro, pero si incluso él recibe las 55 recomendaciones previas, la Lista Conjunta solo lo llevaría a 60 diputados.

Eso dejaría a Lapid todavía necesitando la cooperación de Yamina para acabar con el gobierno de Netanyahu, fortaleciendo la mano de Bennett.

Gideon Sa’ar, líder del partido Tikvá Jadashá, que también busca reemplazar a Netanyahu, está trabajando para negociar una coalición alternativa que vería a Bennett rotar el cargo de primer ministro con Lapid. Sin embargo, se dice que la idea se ve obstaculizada por las disputas sobre quién debería realmente tener la tarea de formar la coalición y ambas partes se muestran escépticas sobre el compromiso del otro de cumplir con el acuerdo de reparto del poder.

Una encuesta publicada el miércoles por el Canal 13 israelí encontró que el 62% de los que votaron por el bloque anti-Netanyahu quieren que Lapid ceda en sus intenciones y deje que Bennett sea primer ministro.

Antes de las elecciones, tanto Sa’ar de Tikvá Jadashá como Bennett dijeron que querían que Netanyahu fuera destituido del poder, pero también prometieron no dejar que Lapid fuera primer ministro.

También el miércoles, Netanyahu pidió públicamente a Bennett y Sa’ar que dejaran de lado sus diferencias y se unieran a él en la formación de un gobierno. Sa’ar, quien prometió destituir a Netanyahu, rechazó inmediatamente la oferta, pero la respuesta de Bennett fue ambivalente.

Según un reporte del Canal 12 israelí del miércoles, el Likud ha extendido una generosa oferta a Yamina en un esfuerzo por persuadir al partido de Bennett de que recomiende a Netanyahu para formar el próximo gobierno.

Bennett se ha desempeñado anteriormente como ministro de Netanyahu, pero después de las elecciones anteriores se unió a la oposición.

El presidente Reuven Rivlin comenzará las consultas con los partidos políticos el lunes para escuchar su recomendación sobre quién debería obtener el trabajo de formar un gobierno. El miércoles, se espera que encomiende a un candidato la formación de gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.