POLÍTICA

Graciana Peñafort se sumó a la polémica y habló del exasesor macrista que pidió asilo político en Uruguay: “No quiere dar explicaciones”

La abogada dio detalles de la situación del exfuncionario de Mauricio Macri y explicó por qué pidió asilo político.

La abogada y directora de Asuntos Jurídicos en el Senado, Graciana Peñafort, se sumó a la polémica y detalló cuál es la situación del exasesor de Mauricio Macri, Fabián “Pepín” Rodríguez Simón quien en las últimas horas pidió asilo político en Uruguay alegando una persecución por parte de referentes argentinos. “No quiere dar explicaciones”, sentenció la letrada.

Peñafort dio declaraciones a radio 10 y señaló, en primer lugar, que los criterios de asilo político deben ser probados. “No sé cuáles son los motivos que alegó en su presentación ante el gobierno de Uruguay pero de la nota que circuló, se desprende que no hay nada que esté probado”, remarcó la abogada en referencia al mensaje que dio el exfuncionario macrista y circuló en las redes.

“Por el contrario, Rodríguez Simón salió de la Argentina en diciembre y se le ha mantenido la posibilidad de permanecer fuera del país con la previa acreditación de regresar”, agregó Peñarfot. Cabe agregar, que el exasesor de Mauricio Macri debe prestar declaración en junio ante la jueza María Servini en una causa en la que se investigan presiones sobre Cristóbal López para que apoye al gobierno de Cambiemos.

Para la abogada, la preocupación de Rodríguez Simón no radica en su detención sino que le “parece que tiene que ver con no brindar explicaciones sobre el registro de sus llamados y creo que sus llamados involucran a varios participantes del mundo judicial”. En ese punto, agregó: “Hay un problema, qué va a decir sus llamadas con Rosenkrantz, Rosatti y otros jueces”.

Del mismo modo, Peñafort sostuvo que no tiene dudas que el temor de Rodríguez Simón “surge la actividad que tenia de comunicación no solo con jueces de la corte sino además con el mundo empresario. No quiere explicar eso”. Por último, completó: “La persecución política que él alega debe ser probada y no veo, de lo que es público, un hecho de persecución política y mucho menos veo un riesgo para su libertad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *