ORIENTE MEDIO

Israel destruye el único centro de pruebas de COVID-19 en Gaza

Los bombardeos del régimen de Israel han causado el desplazamiento de más de 58 000 palestinos y han destruido el único centro de pruebas de COVID-19 en Gaza.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha informado este martes que el número de los palestinos desplazados por el aumento de los bombardeos de Israel contra Gaza se elevó a 58 000 el lunes; de esta cifra, 42 000 personas se protegen en 50 escuelas de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA, por sus siglas en inglés).

Además, el Ministerio de Salud palestino ha informado que las fuerzas de guerra del régimen de Israel destrozaron el lunes por la noche el laboratorio central de pruebas de coronavirus y suministro de vacunas contra la COVID-19, además de proveer atención a embarazadas.

Las autoridades palestinas han precisado también que la clínica Al-Rimal, situada en el barrio del mismo nombre, fue parcialmente destruida, al tiempo que el Ministerio palestino de Salud y la oficina de la Media Luna Roja de Catar también fueron atacados.

Según el viceministro palestino de Salud, Yusuf Abu al-Rish, personal médico de la Cartera resultó herido como consecuencia de estas acometidas.

Amnistía alerta de “impactante indiferencia” de Israel por civiles | HISPANTV

A su vez, el Ministerio palestino de Salud ha tachado de “deliberado” el bombardeo y hecho un llamamiento a las organizaciones internacionales para que proporcionen suministros de equipo de protección personal para limitar la propagación del nuevo coronavirus.

El bombardeo israelí es un crimen de lesa humanidad
El secretario general de la Media Luna Roja de Catar, Ali bin Hasan Al-Hammadi, también ha considerado que el ataque de Israel contra de su oficina podría constituir un “crimen de guerra” y de “lesa humanidad”.

Al-Hammadi ha denunciado que el bombardeo supone “una flagrante violación de los diversos estatutos, costumbres y los cuatro Convenios de Ginebra, así como “una violación del derecho del personal médico y del derecho al trabajo humanitario y de socorro reconocido internacionalmente”.

El ejército israelí y los grupos de la Resistencia palestina en la Franja de Gaza se hallan enfrascados en un conflicto desde el pasado 10 de mayo. Esta nueva ronda de tensiones, que podría convertirse en una guerra, ha escalada a raíz de las políticas represivas del régimen israelí contra los palestinos en Al-Quds (Jerusalén), así como por la orden de desalojo de las familias palestinas del barrio de Sheij Yarrah, en la misma ciudad.

Entretanto, al menos 212 personas, incluyendo 61 niños y 36 mujeres, han perdido la vida en la Franja de Gaza, y otras 1400 han resultado heridas como consecuencia de los ataques perpetrados por el régimen de Tel Aviv, tal y como reporta el Ministerio palestino de Salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *