AMÉRICA Y CARIBE

Cuba ve indicios de recuperación, anuncia medidas «audaces» para controlar la inflación

La economía de Cuba ha comenzado a recuperarse en algunos sectores después de dos años de contracción inducida por la pandemia, pero el aumento de los precios mundiales de alimentos y combustibles requiere medidas «audaces» para controlar la inflación, dijo el ministro de Economía, Alejandro Gil. Legisladores cubanos el sábado.

Gil dijo que Cuba experimentó un aumento del 38% en las exportaciones en el primer trimestre, impulsadas por el aumento del precio del níquel, un mineral de exportación principal. Dijo que la inflación también se había desacelerado a pesar de la presión alcista sobre el precio de las importaciones.

«Estamos comenzando a ver una recuperación clara y gradual», dijo Gil.

Pero el precio que pagó Cuba por los bienes importados aumentó en casi $700 millones en el primer trimestre, superando las modestas ganancias del país en las exportaciones, una situación que Gil atribuyó a la «inflación importada» impulsada por el rápido aumento de los precios de productos como el combustible, el maíz para la alimentación del ganado y el trigo.

Las sanciones de Estados Unidos y el aumento de los precios de los alimentos y el combustible, en parte debido a la invasión rusa de Ucrania, han puesto en riesgo la tibia recuperación de Cuba y amenazan con empeorar la escasez que ya obliga a los ciudadanos a hacer fila para recibir alimentos, medicinas y otros bienes básicos. {nL2N2W20F1}

El turismo, una de las principales fuentes de divisas necesarias para pagar las importaciones más caras, también se ha quedado muy por detrás de los objetivos gubernamentales, lo que complica la recuperación.

Gil no proporcionó cifras del producto interno bruto general ni abordó cómo los resultados del primer trimestre contribuyeron a cumplir la meta del gobierno de un crecimiento del 4% en 2022.

Un punto importante, dijo Gil, sigue siendo el tipo de cambio no oficial de Cuba, que se ha disparado a cinco veces la tasa del gobierno de 24-1 en los últimos meses, reduciendo el poder adquisitivo del cubano promedio.

Para combatir esto, Gil dijo que Cuba comenzará a vender divisas a una tasa entre las tasas oficiales y del mercado negro, pero limitará esas transacciones a ciertas empresas estatales y privadas en un intento por impulsar la producción de productos de alta demanda.

El ministro de Economía dijo que el cambio más favorable sustentaría «una producción que luego se venderá a la población en moneda nacional».

Gil dijo que los ciudadanos que busquen cambiar pesos por dólares no podrán participar en el nuevo programa de intercambio, pero que el gobierno con problemas de liquidez estaba trabajando para lograr ese objetivo.

“Estas son medidas audaces e innovadoras. No hay soluciones mágicas… que puedan resolver todos los problemas a la vez», dijo Gil.

Información de Dave Sherwood y Nelson Acosta; Editado por Mark Porter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.